Sacyl quiere incorporar la videoconsulta y el correo electrónico a las agendas de Atención Primaria

Un médico consulta su ordenador. /Fotolia
Un médico consulta su ordenador. / Fotolia

La gerencia prevé extender este servicio a todos los centros de la comunidad durante el último trimestre de este año

S. CALLEJA / ICAL
S. CALLEJA / ICALValladolid

La Gerencia Regional de Salud quiere dar un nueva vuelta de tuerca a la atención que presta a los usuarios, y con el fin de hacer más accesible el servicio estudia cómo incorporar la atención por videoconsulta y a través del correo electrónico a las agendas de los médicos, enfermeros y pediatras de Atención Primaria. Es un proyecto que supondrá revolucionar la actual atención y que aportará facilidades y ventajas a aquellos pacientes para los que es difícil acudir al centro de salud; también agilizará algunos procesos en los que no es necesaria la presencia del pacientes.

Así lo avanzó a Ical el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien precisó que lejos de adelgazar el sistema, de lo que se trata es de utilizar las nuevas tecnologías y ponerlas a disposición de los pacientes. «Hay cuestiones de carácter administrativo, de consulta de datos, de ajuste de medicación o dudas sobre las recetas que se pueden resolver de esta manera, mucho más ágil para el paciente», precisó.

Estas dos nuevas fórmulas en la relación médico-paciente se sumarán a la llamada consulta no presencial a la demanda, que están pilotando 21 centros de salud urbanos y semiurbanos de Castilla y León desde julio, con el objetivo de que, a partir de octubre y de forma paulatina, nuevos pediatras y médicos de familia, también los enfermeros, cuenten en sus agendas con una parte de la jornada para atender por teléfono a los pacientes que así lo deseen.

El modelo, que ya está implantado en otras autonomías como el País Vasco, permite solventar cerca del 15% de las consultas del médico de familia y abre nuevas posibilidades a la interacción con el profesional. En Castilla y León ya se utiliza algo similar en atención pediátrica a través del servicio de telepediatría de atención telefónica, que sirve para un primer triaje del niño y para resolver dudas de los padres.

La consulta no presencial a la demanda se utiliza para atender problemas leves, tales como algunos ajustes de medicación en el seguimiento de pacientes crónicos, en consultas relacionadas con la receta electrónica, para comunicar resultados de pruebas diagnósticas, consejos sanitarios, etc. Entre otras ventajas, evita las interrupciones en la consulta por llamadas telefónicas no programadas de los usuarios.

Cómo funciona

En la actualidad, se está ultimando la fase de pilotaje en los 21 centros, y la Consejería de Sanidad está engrasando la maquinara para que a partir del próximo mes pueda ser una realidad en nuevos centros urbanos y semiurbanos y en las consultas de los profesionales de enfermería.

La solicitud de cita para consultas no presenciales telefónicas se realiza en la unidad administrativa de citaciones del centro de salud, o a través el servicio telefónico de cita previa de Sacyl, que incorpora esta nueva posibilidad. Para ser citado, el servicio de administración del centro de salud aplicará un protocolo para garantizar la protección de datos sobre la salud del paciente. El día de la cita, el médico se podrá en contacto con él a la hora fijada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos