El PSOE da por hecho que Sánchez suavizará la descarbonización que defiende Ribera

Pedro Sánchez camina junto a Luis Tudanca y Javier Alfonso Cendón. /N.B.
Pedro Sánchez camina junto a Luis Tudanca y Javier Alfonso Cendón. / N.B.

El socialismo leonés y asturiano invitan a la ministra de Transición Ecológica a visitar las zonas mineras

LEONOTICIAS León

El nombramiento de Teresa Ribera como responsable de Transición Ecológica, y sobre todo sus primeras declaraciones en el cargo, tras el Consejo de Ministros del viernes, han colocado al PSOE leonés y al asturiano en una posición incómoda.

Las tesis 'verdes' de la ministra son ampliamente conocidas y si de la Federación Socialista Asturiana dependiese, la elección para el puesto hubiera sido otra. Pero, más allá de gustos, sus afirmaciones tan crudas sobre el negro futuro en el cortísimo plazo del carbón y las centrales térmicas han provocado una enorme inquietud en el partido, con la perspectiva de una precampaña electoral hacia las autonómicas de 2019 ya lanzada.

La formación trata de mitigar ese temor desde la convicción de que el compromiso del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con las cuencas, es público y firme. Ese mensaje deslizó ayer el líder de la FSA y candidato al Principado, Adrián Barbón. «Sánchez conoce bien la realidad de las comarcas mineras asturianas, estuvo hace poco aquí y sabe de la difícil situación», apuntó en un acto en Sobrescobio. Pero, a la espera de decisiones concretas, la incertidumbre persiste.

Los socialistas asturianos asumen que el escenario creado por las afirmaciones de Ribera no les favorece. Han dado una baza al resto de partidos para salir en tromba a señalar al PSOE como partido 'anticarbón' y 'antitérmicas'. Otra cosa es que se considere que, más allá del inevitable ruido que han producido esas palabras, la realidad de los hechos no vaya a ser tan cruda. Esto es, que la ministra ha dicho lo que realmente piensa y que todo el mundo ya conocía de antemano, pero que las opiniones son una cosa y las decisiones políticas que se vayan a llevar a la práctica, otra distinta.

En ese punto, la FSA, y Barbón así lo reiteró, se ciñe a dos cuestiones. Por un lado, las resoluciones de los últimos congresos, el federal y el autonómico, que hablan de la inevitabilidad de una transición hacia una economía 'verde' pero asegurando un futuro a los espacios afectados por esa reconversión, en este caso las cuencas mineras. «Una transición justa con territorios y personas», anotó el secretario general y candidato autonómico. Y, por otro, los compromisos públicos asumidos por Pedro Sánchez con las cuencas y con el carbón autóctono en sus últimas visitas al Principado.

«Buenas vibraciones»

El 'perfil público' de la nueva responsable ministerial del área ofrece «buenas vibraciones» en el PSOE leonés. Así lo ha asegurado su secretario provincial, Javier Alfonso Cendón: «Estamos con las personas y se va a defender el carbón y las térmicas hasta que no exista una alternativa».

Para Cendón las propuestas de Teresa Ribera irán acompañadas de una alta dosis de «realismo. No se puede abandonar las cuencas a su suerte y eso no va a ocurrir. Vamos a estar con la minería en esa transición, se va a reactivar la Ciuden, van a llegar buenas noticias y se va a hacer una política que no olvida a las personas».

Menos optimista ha sido la visión realizada por la actual alcaldesa de Fabero, Mari Paz Ramón, altamente implicada en la defensa del sector: «La nueva ministra es muy proclive al fin del carbón, pero desde Fabero presentaremos batalla a nuestro propio partido si es necesario. Me extraña que sea así (en referencia a las palabras de Teresa Ribera sobre el fin del mineral), porque viene del grupo de Zapatero, que fue un auténtico defensor del carbón».

«Ella no puede plantear el fin del carbón de la noche a la mañana, porque Europa marca la transición energética hasta 2050», también ha remarcado.

Teresa Ribera tendrá noticias de primera mano de las cuentas mineras porque, según ha remarcado la edil, «en el momento en el que sea nombrada pediremos una reunión con ella para explicarle la situación. Si vamos a la descarbonización, que se lo diga a Endesa también, pero que de una respuesta al carbón autóctono».

«Vamos a tomarlo con calma, pero peor que ha sido el Gobierno del PP con el Ministro Soria, es imposible. Él fue a destajo contra las cuencas leonesas. Al gobierno socialista el ser sensible con las cuencas mineras le va a suponer poco, porque ya queda poco. A Pedro Sánchez le hemos dicho que sea sensible siempre que ha venido a León. Pero serlo, con la poca minería que queda, no les supone nada», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos