Podemos en Castilla y León indemniza a un empleado tras reconocer la improcedencia de su despido

Sede autonómica de Podemos, ubicada en la calle Padre Claret de Valladolid y que fue cerrada al público el pasado verano. /Henar Sastre
Sede autonómica de Podemos, ubicada en la calle Padre Claret de Valladolid y que fue cerrada al público el pasado verano. / Henar Sastre

El trabajador percibirá la cantidad de 1.600 euros

El Norte
EL NORTEValladolid

Aunque el juicio promovido por el afectado estaba previsto para este martes en el Juzgado de lo Social número 2 de Valladolid, finalmente no llegó a celebrarse debido a que la formación morada, en el acto previo de conciliación, reconoció la improcedencia del despido y aceptó abonar al actor una indemnización de 1.600 euros, según informaron fuentes del caso a Europa Press.

Se trata del primer empleado contratado por Podemos en Castilla y León, concretamente el 10 de octubre de 2016, con tareas administrativas en la sede de la calle Padre Claret, en Valladolid, que fue cerrada al público este verano.

Podemos despidió al afectado el pasado día 3 de julio alegando causas objetivas por tal circunstancia, si bien el empleado y su abogado lo impugnaron por considerarlo improcedente, al tiempo que recordaron que el trabajador no solo realizó labores administrativas sino también otras relativas a campañas del partido por Castilla y León y de comunicación del partido.

Lo más llamativo del caso es que los demandantes acusaron a Podemos de valerse de la reforma laboral realizada por el gobierno de Rajoy en el año 2012, pese a que incluso la formación morada ha registrado proposiciones no de ley para su derogación. No obstante, en caso de una declaración de despido improcedente, la formación elegiría mantener el despido o la readmisión, y en caso de optar por la primera de ambas opciones, el exempleado pasaría a recibir una indemnización de 33 días de salario por año trabajado, en vez de los 45 aplicados con la legislación anterior.

Por ello, si con la anterior legislación la improcedencia del despido se traduciría en una cantidad a percibir cercana a los 12.000 euros, entre indemnización y salarios de tramitación, con la presente no ha superado finalmente los 1.600 euros.