Nueve de cada diez juicios rápidos en Castilla y León son por malos tratos

Sede del Juzgado de lo Penal de Palencia. /Antonio Quintero
Sede del Juzgado de lo Penal de Palencia. / Antonio Quintero

El número total de diligencias urgentes creció hasta los 5.819 expedientes, el 5% más que en 2017

M. J. Pascual
M. J. PASCUAL

El 90% de los juicios rápidos que se celebran en Castilla y León son por delitos de violencia de género, señala la Memoria de la Fiscalía de Castilla y León. Estos, junto con los de violencia doméstica y los relacionados con los delitos de tráfico –que, con el 63% de calificaciones de la Fiscalía, siguen en cabeza del ránking en las sedes judiciales–, copan las agendas de los juzgados de lo penal. Como muestra, los últimos señalamientos de uno de los juzgados de lo Penal de Valladolid, el número 4 , que solo en una jornada, el día 11 de septiembre pasado, tenía programados exclusivamente ocho juicios rápidos por violencia de género.

El procedimiento de enjuiciamiento rápido o diligencias urgentes tiene como objetivo dar una respuesta judicial rápida y eficaz para resolver los delitos menos graves y flagrantes y de instrucción sencilla. El número total de diligencias urgentes fue de 5.819, el 5% más respecto de 2017, que fue de 5.534. Es el número de expedientes más alto desde el año 2013, cuando se contabilizaron 6.183 incoaciones de diligencias urgentes en los juzgados de Castilla y León.

También fue superior en 2018 el número de escritos de acusación, 4.082 frente a las 3.818 de 2017, lo que ha supuesto un incremento del 6,47%. Del total de diligencias urgentes abiertas se calificaron el 70,15%, es decir, la mayoría desembocaron en juicio oral.

Los juzgados de instrucción de Castilla y León dictaron por este procedimiento 3.407 sentencias de conformidad, el 83,46% de los escritos de acusación, con lo que se superan los porcentajes del año anterior, en el que se dictaron 3.183 sentencias de conformidad. Para la Fiscalía de la comunidad, estos porcentajes de calificaciones y sentencias condenatorias «reafirman la eficacia de este procedimiento frente al de las diligencias previas».

Poco a poco, las diligencias urgentes se están extendiendo a otros delitos, como los cometidos contra la Administración de Justicia, principalmente, los quebrantamientos de condena y la vulneración de medidas cautelares, muchas veces relacionados ambos delitos también con la violencia de género e intrafamiliar. Para la Fiscalía, la «demostrada» eficacia de las diligencias urgentes y los juicios rápidos haría deseable que se extendieran también a otro tipo de infracciones, como los delitos contra el patrimonio (robos, hurtos, estafas) y tráfico de drogas «de los que no causan grave daño a la salud», así como otros delitos.

Violencia de género

El 8%
de incremento en los procedimientos de violencia de género durante 2018: son 6.469 los procedimientos incoados, frente a los 5.927 de 2017.
Sentencias
Los juzgados de Castilla y León dictaron 1.214 sentencias: 321 condenatorias, 434 por conformidad y 459, absolutorias.
Los delitos
De los 2.274 delitos de violencia de género calificados por las fiscalías, la mayoría fueron maltrato ocasional, amenazas y quebrantamiento de condena.
Los autores
La mayoría, parejas de hecho, exparejas y, en tercer lugar, cónyuges.
Las penas
Casi siempre se impone prisión, seguida de trabajos en beneficio de la comunidad.
Órdenes de protección
Se dictaron 1.209.

En el Juzgado de Violencia contra la Mujer de Burgos (junto con el de Valladolid, los únicos especializados en Castilla y León) todos los procedimientos de violencia contra la mujer se incoan, en principio, como diligencias urgentes. Destaca la Fiscalía burgalesa que el juicio rápido, en estos casos de violencia contra la mujer «se ha demostrado como un instrumento muy útil porque aporta una mayor agilidad en la tramitación del procedimiento y permite dar una respuesta rápida a las víctimas además de evitar, si hay conformidad, una doble victimización secundaria, con nuevos interrogatorios», e impide que la denunciante, con el tiempo, «se eche para atrás» en el juicio oral. Para la Fiscalía segoviana, la rapidez en la tramitación de los procedimientos «no solo favorece el funcionamiento mucho más ágil de la oficina judicial, sino que también preserva y garantiza mejor el derecho de las perjudicadas a ver resuelto de una forma más rápida sus pretensiones ante la Administración de Justicia». Señala que, al tramitarse un «muy importante volumen» de asuntos por los juicios rápidos se ha producido «un descenso considerable en el número (bastante elevado) de denuncias retiradas y alzamientos de órdenes de protección».

Dos mujeres asesinadas en Burgos y León en 2018

La memoria fiscal recuerda que en 2018 se produjeron dos asesinatos a mujeres, uno en Burgos y otro en León. En el primer caso, la mujer, de 32 años y con una minusvalía, murió a manos de su expareja. La Fiscalía considera que los hechos pueden calificarse como un delito de asesinato con alevosía, al que se aplicarán las agravantes de parenteso y de género. El presunto autor del crimen quebrantó la orden de protección y además estaba en busca y captura por un quebrantamiento anterior de la orden de protección. Tras el asesinato, el acusado fue juzgado y condenado por quebrantamiento y maltrato anterior respecto de la misma víctima. Será juzgado por un jurado popular. La víctima astorgana fue asesinada en la madrugada el 24 de julio por su marido, que la disparó en el domicilio. El procedimiento está en trámite.

En Valladolid, más del doble de los asuntos que entran en el Juzgado exclusivo de Violencia sobre la Mujer siguieron en 2018 los trámites del juicio rápido. Considera que de esta materia «conviene que la justicia actúe con rapidez para dar menos margen a presiones que lleven a la mujer a volverse atrás y para obtener una condena pronta que haga efectiva sin dilaciones la prevención especial que llevan las penas». Tratándose de juicios rápidos, subraya la Fiscalía vallisoletana, la implantación de la agenda de señalamientos de los juzgados de lo penal ha dado lugar, de hecho, a una acumulación de los señalamientos en materia de violencia de género «pues se están celebrando en sesiones casi monotemáticas, dado que el 90% de los juicios rápidos que llegan a juicio oral son de violencia sobre la mujer». León, por su parte, vuelve a reivindicar la urgente creación de un juzgado exclusivo para dar más rapidez a la tramitación de estas causas y Zamora que, al menos, todos los asuntos de maltrato contra la mujer sean canalizados en un solo juzgado de la capital.