El 44% de las mujeres menores de 29 años constata discriminación de género con frecuencia, según una encuesta de Sigma Dos

El 44% de las mujeres menores de 29 años constata discriminación de género con frecuencia, según una encuesta de Sigma Dos

Cuatro de cada diez castellanos y leoneses no observan situaciones de machismo en su vida cotidiana

El Norte
EL NORTEValladolid

Cuatro de cada diez castellanos y leoneses no observan «nunca o casi nunca» situaciones de machismo o discriminación de género en su vida cotidiana, un porcentaje que aumenta hasta el 43% en el caso de los hombres y baja hasta el 35 por % entre las mujeres. Además, un 31% de las féminas de la comunidad constata desigualdad de género en su entorno «varias veces al mes» y con mucha frecuencia, aunque se dispara hasta el 44 por ciento entre las menores de 29 años, según revela una encuesta de Sigma Dos elaborada para la Agencia Ical.

El estudio sociopolítico de Castilla y León ofrece el dato de que los jóvenes de 18 a 29 años son quienes en un mayor porcentaje (26%) perciben situaciones de machismo o discriminación de forma habitual. A medida que aumenta la edad porque baja hasta el 19 por ciento en el tramo de 30-44 años y de 45-64 años. Los mayores de 65 años se sitúan casi diez puntos por debajo de los más jóvenes.

Más información

Una percepción que se repite en otras preguntas porque a mayor edad menor es la percepción de desigualdad de género. Mientras el 39% de la población general de la comunidad considera que «nunca o casi nunca» ve discriminación hacia las mujeres en su vida diaria, es porcentaje se dispara hasta el 48% entre los mayores de 65 años.

Pese a la percepción de que persiste el machismo en la sociedad, el sondeo de Sigma Dos concluye que siete de cada diez castellanos y leoneses no ven «nunca, casi nunca u ocasionalmente» discriminación de género en su día a día. Frente a ellos, solo uno de cada cuatro observa machismo «con frecuencia o de forma muy habitual», aunque sube hasta el 31 por ciento entre las mujeres.

La directora de la Cátedra de Estudios de Género de la Universidad de Valladolid (UVA), Teresa Alario, asegura a Ical que las mujeres «siempre» ven más el machismo porque son quienes más lo sufren. De ahí la respuesta en la encuesta de que casi el 60% de las féminas de todos los grupos de edad reconoce algún grado de machismo en la sociedad.

La diferencia de edad queda, de nuevo, patente entre aquellos que observan situaciones de machismo con asiduidad (varias veces al mes o de forma cotidiana). No en vano, la encuesta detecta hasta 13 puntos de diferencia entre los más jóvenes y los de más edad. Un 34 por ciento de los entrevistados entre 18 y 29 años respondió que comprueba con mucha frecuencia el machismo mientras que este porcentaje se desploma hasta el 21 por ciento entre los que tiene más de 65 años.

La mitad de los castellanos y leoneses cuestiona la política de la Junta contra la despoblación

Los castellanos y leoneses tienen una visión negativa de las políticas puestas en marcha por la Junta para combatir la despoblación. De hecho, cinco de cada diez, el 54,2%, cree que la gestión del Gobierno autonómico en esta materia es mala o muy mala y solo el 6,4% respalda su actuación, que levanta críticas de forma mayoritaria entre los votantes de los principales partidos y entre los jóvenes, las personas de mediana edad y los mayores. Así se desprende de la encuesta elaborada, entre el 25 y el 29 de junio, por Sigma Dos para la Agencia Ical en la que las medidas para frenar la sangría demográfica reciben un suspenso por parte de los castellanos y leoneses. De hecho el 31,3% otorgó un regular al Ejecutivo de Juan Vicente Herrera en esta materia, que sin embargo, es el principal problema de la comunidad, como refleja este mismo estudio sociopolítico.

Los hombres censuran en mayor medida la labor de la Junta en las políticas de población, que las mujeres, puesto que el 62% de los varones valora mal o muy mal su actuación, frente a un 46,4% de las castellanas y leonesas. Destaca también que sean los más jóvenes, aquellos con entre 18 y 29 años, los que mejor visión tienen de la agenda política del Ejecutivo autonómico, en concreto, un 13,4%.

Por contra, los castellanos y leoneses de mediana edad, es decir, aquellos con entre 30 y 44 años y 45 y 64 años, son los que menos secundan la acción de la Junta, puesto que solo un 4,6 y un 4,8%, respectivamente, cree que el Gobierno de la Comunidad actúa «muy bien» o «bien». Aunque en menor proporción que los jóvenes, un 6,8% de los ciudadanos con más de 65 años valora la labor del Ejecutivo, en línea con la media autonómica.

En ese sentido, el mayor castigo lo recibe la Junta entre los castellanos y leoneses con entre 30 y 44 años, puesto que seis de cada diez tiene una opinión negativa, casi en la misma medida que los ciudadanos con entre 45 y 64 años (59,1%). También casi la mitad de los encuestados con más de 65 años no aprueba la gestión del Gobierno autonómico para hacer frente a los retros demográficos.

Alario ve como «muy significativa» la diferencia de la detección del machismo por grupos de edad. No en vano, es un fenómeno que se detecta más entre las personas jóvenes y, sobre todo, en las mujeres jóvenes. De ahí que haga hincapié en la necesidad de no caer en la «trampa» del lenguaje inclusivo, que dice que debe primar el masculino genérico.

Esta brecha es clara en el caso del sexo femenino. El 44% de las jóvenes entre 18 y 29 años asegura observar discriminación de género «con frecuencia o con mucha frecuencia», un porcentaje que baja hasta la mitad (22%) en el caso de las mujeres mayores de 65 años. Alario hace referencia al factor de la educación, que es clave para reconocer las actitudes machistas. Algo que queda en evidencia en el hecho de que las generaciones más jóvenes y con más formación son las que mejor detectan los comportamientos contra las mujeres.

Provincias

Una realidad que, a su juicio, se refleja en las diferencias en la distribución territorial. Valladolid y Salamanca, con unas capitales de provincia con una población universitaria significativa por tener las sedes de las dos grandes universidades de Castilla y León, detectan situaciones de machismo «con frecuencia» en porcentajes «muy importantes». En ambos casos, es uno de cada cinco ciudadanos. Este porcentaje, en cambio, baja hasta el 16,8% en Soria; el 17 por ciento en Palencia; el 17,5% en Ávila y el 17% en Palencia, territorios con una población más envejecida y más rural.

Los encuestados de Burgos son que perciben más discriminación de género en su entorno, ya que uno de cada diez (10,4%) responde que observa «de forma cotidiana» el machismo, seguido de León (9,6%). Por el contrario, este porcentaje se desploma hasta el 3,3 por ciento en Valladolid; el 4% en Ávila; el 4,4% en Soria y el 4,5% en Palencia.

En cuanto al reconocimiento del machismo en relación con la posición ideológico-política, los votantes de partidos situados en el ala izquierda del arco parlamentario (Podemos-IU y PSOE) así como Ciudadanos –partido de nuevo cuño que atrae a bastantes jóvenes- observan más discriminación de género que los electores del PP. No en vano, la diferencia entre aquellos que perciben este tipo de situaciones con frecuencia y con mucha frecuencia varía entre el 17% de los votantes del PP hasta el 32% de los del Partido Socialista y el 43% entre los de la formación morada.

 

Fotos

Vídeos