«Es materialmente imposible que dé tiempo a elaborar nuestros presupuestos»

Milagros Marcos en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. /ICAL
Milagros Marcos en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. / ICAL

La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, espera que no se produzcan «apoyos extra» que puedan perjudicar a Castilla y León

LUCÍA CARRERAVALLADOLID

La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos ha explicado que todavía no conocen el contenido de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que llevará mañana Pedro Sánchez al Consejo de Ministros para su aprobación, necesaria para que los PGE puedan ser tramitados y aprobados por el Congreso, periodo que se prolongaría durante dos o tres meses. Por ello, «es difícil que los podamos valorar», ha explicado Marcos y, al no haberse aprobado todavía por el Congreso, «resulta materialmente imposible, con el periodo que queda, que de tiempo a elaborar los presupuestos de Castilla y León» ha declarado, ya que el número de plenos que quedan en las Cortes antes de que se disuelvan por la convocatoria de las próximas elecciones no es «suficiente para su tramitació».

Lo que sí que esperan es que «no haya incentivos a independentistas y a otras comunidades autónomas ni apoyos extra que puedan perjudicar a los castellanos y leoneses». La consejera ha asegurado que no van a consentir «que para conseguir acuerdos se perjudique a la región».

Así se ha pronunciado la portavoz de la Junta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de esta mañana. Además, ha expresado su disconformidad ante la falta de diálogo y de consenso con las comunidades autónomas previo a la presentación del proyecto presupuestario sobre cuestiones claves como «el modelo de financiación» que es la que debe «garantizar la suficiencia financiera para seguir prestando con criterios de calidad con los que lo hace Castilla y León los servicios esenciales en todo el territorio».

«Tampoco creemos que se deba plantear un nuevo escenario presupuestario en el que se suban los impuestos por compromisos con determinadas fuerzas políticas para que los apoyen o que haya más gasto sin estar soportado por los ingresos», ha sentenciado.

A expensas de conocer el tenor de los presupuestos, la consejera ha explicado tener claro que sí saben lo que no quieren «el perjuicio para los castellanos y leoneses y para la economía de la región».