Una masa de aire de Groenlandia dejará frío, viento, lluvia y nieve a partir del miércoles en Castilla y León

Un grupo de personas cruza el puente de Isabel la Católica de Valladolid con paraguas. /Henar Sastre
Un grupo de personas cruza el puente de Isabel la Católica de Valladolid con paraguas. / Henar Sastre

Las temperaturas máximas caerán hasta diez grados

El Norte
EL NORTEValladolid

Una masa de aire frío del Ártico, que llega desde Groenlandia, provocará a partir del miércoles un tiempo propio del invierno, con temperaturas hasta 10 grados centígrados más bajas de lo normal y heladas. Tras esa masa de aire frío, el viernes llegará una borrasca del norte que dejará lluvias e incluso nieve en cotas bajas de Castilla y León. El tiempo será más parecido al de los meses de enero o febrero, según avisa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, afirmó que «vuelve el invierno». «No es lo más habitual pero sí se han producido en numerosas ocasiones nevadas en el mes de abril», ha añadido.

Por ejemplo, en Valladolid se pasará de máximas de 19 grados el martes a 13 el miércoles, 14 el jueves y 9 el viernes, con mínimas de 0 grados en la madrugada del jueves que podrían ser negativas fuera de la capital. En Burgos, se espera el martes una máxima de 18ºC, que bajará a 10ºC el miércoles y el viernes se quedarán en 6ºC con mínimas de -1ºC el miércoles, -3ºC el jueves y -1ºC. En León, este martes se prevén 18ºC y el viernes 10ºC con mínimas de 2ºC el martes y de 0ºC el viernes.

El miércoles será un día de transición pero ya se notará la bajada de temperaturas. El norte de León entrará en alerta amarilla por nevadas.

El jueves amanecerá con cielos poco nubosos y con heladas significativas no solo en áreas de montaña sino también en la meseta norte, donde se pueden alcanzar -5ºC, menos en Zamora y Valladolid, con -3ºC. Los cielos se irán cubriendo de nubes y comenzará a llover por la tarde en el noroeste de Castilla y León y se extenderán al resto de la mitad norte. La cota de nieve descenderá el jueves hasta 400 y 700 metros en puntos del interior y después subirá hasta 800 o 900 metros. Así, es posible que, por ejemplo, nieve en la ciudad de León. La situación sumada con los vientos que soplarán del oeste intensos dejará un «ambiente desapacible», según Del Campo.

El viernes estará marcado por la llegada de la borrasca del norte que dejará precipitaciones «en prácticamente toda la Península» y tormentas en la mitad oeste y zonas de montaña. Ese día la cota de nieve empezará en la meseta norte, la Cantábrica y la Ibérica en 900 metros y descenderá hasta 700 o 800 metros, es decir que puede nevar «en casi toda la meseta norte» y si la cota se queda en 900 metros, solo en las zonas altas. De nuevo las temperaturas volverán a bajar en Valladolid, en concreto unos cinco grados respecto al día anterior, y el viento soplará con intensidad fuerte.

Respecto al sábado, ha indicado que seguirán las precipitaciones generalizadas y que las temperaturas y la cota de nieve no tendrán grandes cambios.