Manuel Mitadiel: «A nuestro juicio, en la crisis de las cajas no se salva nadie»

Manuel Mitadiel, presidente de la Comision de investigación de las Cajas de Ahorro en las Cortes de Castilla y León (izquierda) y Juan José Pérez Sáez./R. Valtero/ Ical
Manuel Mitadiel, presidente de la Comision de investigación de las Cajas de Ahorro en las Cortes de Castilla y León (izquierda) y Juan José Pérez Sáez. / R. Valtero/ Ical

El representante de Ciudadanos en la comisión de investigación ve indicios penales en algunas de las actuaciones, aunque casi todas «han prescrito»

M. J. PASCUAL

El representante de Ciudadanos en la Comisión parlamentaria de investigación de las cajas de ahorro, Manuel Mitadiel, ha señalado este lunes, respecto de las responsabilidades que se derivan de la desaparición de las cajas de ahorro de la comunidad, que ««no se salva nadie, empezando por los partidos políticos y sindicatos, para continuar por el Banco de España, el Gobierno, que era consciente de la situación pero no se atrevió a pinchar la burbuja, y la Junta de Castilla y León, a la que no preocupaba nada más que quién iba a ser el presidente y el director general».

A juicio de Mitadiel, incluso habría indicios de responsabilidad penal, aunque, ha reconocido, la mayoría de los hechos han prescrito.

Ciudadanos, que cifra en 5.000 millones de euros la pérdida de patrimonio de las cajas, que sumaban el 9% del PIB en 2012, concluye que aunque la crisis del sector inmobiliario fue decisiva, «lo cierto es que la intensidad de dicha crisis fue modulada por una gestión falta de profesionalidad de los directivos, que llevaron a cabo una gestión absolutamente alejada de la prudencia financiera, con unos órganos de gobierno politizados que solo se preocuparon por la defensa de sus grupos de interés y por unos organismos de supervisión que incumplieron sus obligaciones».

En concreto, señala que entre 2009 y diciembre de 2012 «desapareció» el patrimonio de todas las cajas de Castilla y León, salvo el «residual» de Caja Burgos. El importe neto de ese patrimonio perdido, indica Mitadiel, es de 4.189 millones de euros, a lo que suma las ayudas del FROB por 525 millones, «que el Banco de España estima como no recuperables» . Todo ello, resume el presidente de la comisión de investigación, «como consecuencia de una crisis que venía gestándose desde años antes, acompañada de una gestión irresponsable y de la falta de actuación de las autoridades económicas, que solo lo hicieron cuando ya no era posible salvar las entidades».

Ahora los grupos de las Cortes tienen antes del 31 de diciembre para presentar un documento común de conclusiones, aunque Mitadiel reconoce que las posturas dentro de la comisión están muy polarizadas, por una parte, PP y PSOE y por otra, Ciudadanos, Podemos e IU-Equo.