Un maestro de Castilla y León cobra 300 euros menos que uno del País Vasco

Un maestro de Castilla y León cobra 300 euros menos que uno del País Vasco

Los sindicatos piden a la Junta que se siente a negociar los complementos salariales del profesorado de Primaria y Secundaria

ANDREA DÍEZ

Con la vista puesta en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, las organizaciones sindicales reclaman mejoras salariales para los 26.632 profesionales al servicio de la educación en Castilla y León. Exigen la equiparación retributiva del profesorado de la comunidad con el resto de las autonomías. Una petición que dirigen a la Consejería de Educación, que reconoce la existencia de una diferencia, «aunque no es significativa», apuntan desde el departamento que dirige el consejero Fernando Rey. Sin embargo, esta diferencia se traduce en 300 o 400 euros menos a final de mes, si se comparan los sueldos de los docentes del País Vasco, según los datos del informe elaborado por el sindicato Stecyl. El análisis sitúa a Castilla y León en el penúltimo puesto nacional.

El documento, elaborado por este sindicato, cifra en 2.054 euros brutos, el salario que percibe un profesor del cuerpo de maestros, situando a la región en el puesto número 14 de las comunidades autónomas. Pero si se tienen en cuenta los años de antigüedad, Castilla y León desciende hasta el penúltimo puesto porque con 12 años de trabajo los profesores perciben 2.325 euros frente a los 2.430 de media. La explicación a esta diferencia de salarios entre regiones está en las cantidades de los denominados complementos: el de comunidad autónoma, el de los sexenios y el de formación. La portavoz del sindicato Stecyl, Christina Fulconis Maroto insiste «reclamamos una subida de 150 euros mensuales, en Primaria y Secundaria para equipararnos a la media nacional». En la misma línea se manifiesta Mariano González Clavero, secretario regional de negociaciones de CSIF. «Creemos que es una petición factible. Somos de las comunidades en las que menos cobra el profesorado y es injusto», precisa.

Horas de tutoría

Pilar Gredilla Fontaneda, presidenta de ANPE Castilla y León, destaca el reconocimiento, por ejemplo, de las horas de tutoría que ya se hace en otras comunidades. «Aquí no tenemos nada, ni tampoco tenemos reconocidos ningún complemento por ningún programa ni actividad que se esté haciendo», apunta.

Desde la Consejería de Educación entienden que «las retribuciones se sitúan por debajo de la media estatal, pero no en los puestos que indica dicho sindicato», en referencia al estudio publicado por Stecyl. En lo que las organizaciones sindicales están de acuerdo es en la urgencia de sentarse a negociar, aunque de momento no hay fecha para esa mesa sectorial específica sobre las retribuciones, con la participación de las organizaciones con representación: Stecyl, CSIF, ANPE, UGT y CCOO. Hacia finales de este mes o principios de junio, Fulconis adelanta que habrá una convocatoria de reunión de delegados «y a partir de ahí veremos», advierte. Christina Fulconis lamenta que no se aborde esta cuestión en las mesas sectoriales que mantienen con la Consejería de Educación: «Lo vamos recordando y nada». Por su parte, el representante de CSIF propone emplear los fondos adicionales, contemplados en el segundo acuerdo para la mejora del empleo público del 9 de marzo de 2018, para cumplir con la equiparación salarial. «¿De dónde saldría el dinero para esto? Bueno pues de ahí, de esos fondos adicionales. Es lo que pedimos», señala.

La equiparación retributiva del profesorado de Castilla y León con el resto de las comunidades autónomas es una petición a la que se suma la de reducción de jornada laboral. En el caso de los profesores de Secundaria, la propuesta es regresar a las 17 horas lectivas frente a las entre 19-21 horas lectivas actuales. Y en el caso de los maestros de los colegios de Educación Infantil y Primaria, la petición es de 23 horas lectivas frente a las 25 actuales. De esta forma, los maestros regresarían a la jornada de 35 horas semanales frente a las 37,5 que ahora cumplen y los de Secundaria verían reducir su jornada de una a tres horas semanales, dependiendo del número de asignaturas que imparta el profesor.

Los buenos resultados que llevaron al sistema educativo de Castilla y León a triunfar en el último Informe PISA de 2015 no se entienden sin la labor del profesorado. Así lo reconoció el consejero de Educación, Fernando Rey, que el pasado mes de noviembre felicitó a los profesores de la comunidad « porque sin ellos estos resultados no serían posibles». La nota de Castilla y León, con 517 puntos, superó además a la media española, que con 496 acabó cuatro por debajo del reflejado en el conjunto de la OCDE, que incluye en su evaluación a 32 países miembros y otras 19 naciones y economías asociadas.

Olga Pintado, maestra de Primaria en un colegio público de Valladolid afirma que «da rabia que en Castilla y León estemos trabajando con muy buenos resultados y con menos sueldo. Es cuestión de dignificación de tu trabajo». Pablo García, profesor de Secundaria desde hace 28 años, insiste que «duele la diferencia salarial» y subraya que «todos tenemos que cumplir los mismos requisitos para conseguir nuestra plaza, así que es de recibo que las retribuciones sean equiparables».

 

Fotos

Vídeos