Los juzgados de Castilla y León cerraron el segundo trimestre con más de 100.000 asuntos pendientes

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en Burgos. /Félix Ordóñez
Sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en Burgos. / Félix Ordóñez

Ingresaron en los órganos judiciales 69.180 asuntos nuevos entre abril y junio, aunque la comunidad mantiene la litigiosidad por debajo de la media nacional

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

Los órganos judiciales de Castilla y León mantienen una actividad elevada pero que sigue por debajo de la media nacional, con una tasa de litigiosidad del 28,8 en el segundo trimestre del año. Entraron durante este periodo, de abril a junio, 69.180 asuntos nuevos y enfrentaron el verano arrastrando más de 100.000 asuntos pendientes de resolución. No obstante, la comunidad sigue muy por debajo de la actividad de otras como Canarias, Andalucía y Asturias, que duplican la tasa de actividad de los juzgados castellanos y leoneses.

Según la información facilitada por el Consejo General del Poder Judicial, en el conjunto de España las cifras son muy similares a las del mismo periodo del año anterior, con una media de 33,6 asuntos por cada mil habitantes, mientras que en 2018 fue de 33,8, tan solo una variación de dos décimas por encima.

La jurisdicción penal concentra en Castilla y León la mayoría de los asuntos que ingresaron el pasado trimestre, 33.076 casos nuevos, seguida de la civil (28.554), social (5.353) y contenciosa (2.197). En total fueron unos 3.000 asuntos menos que los que entraron en el primer trimestre de este año 2019. Quedaron pendientes de resolución al final del trimestre 100.994, casi la mitad de ellos, asuntos de la jurisdicción civil relacionados con las reclamaciones bancarias de las cláusulas suelo.

Los asuntos que se resolvieron entre abril y junio fueron 69.875, casi 700 más de los que entraron, según refleja la estadistica del Consejo. Los jueces y magistrados pusieron 22.328 sentencias y 29.944 autos. Los juzgados más atascados son los de lo social, con una tasa de congestión del 3,03, mientras que la tasa del total de los órganos judiciales de Castilla y León está en el 2,46%.