La Junta cifra la pérdida de cosecha de cereal entre el 30 y el 50%

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, preside el Consejo Agrario de Castilla y León. /Ical
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, preside el Consejo Agrario de Castilla y León. / Ical

Una de la medida más destacada que se estudia es la posibilidad de aplazar en un año la devolución de los préstamos concedidos con motivo de la sequía de 2017

S. G.

Los datos todavía no son definitivos pero la Consejería de Agricultura y Ganadería ya habla de una reducción de la cosecha de cereal de entre el 30 y el 50% con respecto a un año medio.

«Afecta de forma principal a la zona occidental, en especial a las provincias de Ávila, Salamanca y León», aseguró el consejero, que fue destacando la incidencia por zonas.

«Los rendimientos han caído entre un 40 y un 50% con respecto a un año medio en la zona de Campos de Palencia y en el sur y sureste de la provincia de Valladolid».

En el caso de la provincia de Burgos, hay comarcas como la de la Ribera o la Demanda con caídas de entre el 30 y el 35%.

«Visto este mapa, no es lo de 2017, no es una sequía de la misma gravedad», remarcó, aunque esto no resta que se vayan a poner en marcha diversas medidas que en ningún caso serán en forma de ayudas directas tal y como reclama el sector agrario.

Una de la medida más destacada que se estudia es la posibilidad de aplazar en un año la devolución de los préstamos concedidos con motivo de la sequía de 2017. También se está analizando la bonificación a los agricultores en el IRPF, y se abordará la instalación de puntos de suministro de agua para el ganado.

Jesús Julio Carnero anunció que se ha tramitado el anticipo de las ayudas directas de la PAC (Política Agrícola Común) para el 16 de octubre, algo que ya había hecho previamente el Ministerio ante Europa y que supondrían dotar de liquidez al sector, en concreto, de unos 220 millones de euros.

«La sequía es importante, nos preocupa y la tenemos que mirar a la cara», apuntó.

Las organizaciones agrarias se aventuraron, incluso, con las cifras de lo que va a suponer la sequía para el sector agrario y ganadero de la región, «el 60% de todo el dato nacional, unos 600 millones de euros», dijo el presidente de Asaja, Donaciano Dujo.

En opinión del dirigente agrario, «el sistema de préstamos de 2017 no funcionó, no se les concedieron a los que más los necesitaban, como los jóvenes, por eso pedimos que se establezca un convenio entre la Consejería y las entidades financieras sin necesidad de avales».

Para el representante de UCCL, Jesús Manuel González, «los préstamos para todos son pan para hoy y hambre para mañana, la Junta tiene que estudiar ayudas de minimis«.