La huelga paraliza tres quirófanos de Segovia y los autobuses de Burgos

Los/. Ávila salió a la calle para manifestarse ante la muralla. Ricardo Muñoz
Los / . Ávila salió a la calle para manifestarse ante la muralla. Ricardo Muñoz

Miles de personas secundan la jornada en Castilla y León bajo lemas a favor de la igualdad laboral

EL NORTEValladolid

El secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT Segovia, Miguel Ángel Mateo, informó ayer que tres quirófanos del Hospital General no tuvieron actividad durante toda la mañana por la falta de planificación de los servicios mínimos, que fueron notificados al personal sanitario. También hubo cancelaciones en consultas externas y en los centros de salud por falta de médicos.

Mateo recordó que la Junta sacó el 4 de marzo la planificación de los servicios mínimos para todas las administraciones públicas e incluso para todas las contratas. «La sorpresa que nos llevamos en el Hospital», explicó, es que «no se había comunicado a nadie los servicios mínimos», que empezaban a las 22:00 horas para el turno de noche. Según Miguel Ángel Mateo, «gente que quería hacer huelga se fue por responsabilidad» al no haberse notificado los servicios mínimos.

Desde UGT Segovia, remarcaron que esta falta de notificación de los servicios mínimos continuó en el turno de mañana, lo que derivó en la suspensión completa de la actividad en tres quirófanos, «con toda la programación prevista para poder reestructurar sobre la marcha el tema». Mateo señaló que esta situación afectó a pacientes y sus familiares que pasaron la noche pensando que iban a ser operados pero luego no se ha producido.

Según Miguel Ángel Mateo, en Consultas Externas, también en el complejo Hospitalario, se produjeron cancelaciones y, en Atención Primaria y centros de salud, se detectaron problemas porque estaban todas las agendas programadas pero se han encontrado con que «no había médicos».

La actuación de los piquetes impidió también ayer que funcionaran durante parte de la mañana los autobuses urbanos, previstos en los servicios mínimos, en la ciudad de Burgos, aunque a media mañana se recuperó la normalidad, según informó el alcalde de la capital burgalesa, Javier Lacalle.

En el acto institucional, celebrado en el Ayuntamiento con la lectura de un manifiesto, el regidor burgalés lamentó que la ciudad hubiese estado sin transporte público durante la primera parte de la mañana, informa Ical.

Salvo estos incidentes, la huelga se desarrolló con normalidad en la región y miles de personas secundaron las concentraciones con lemas por la igualdad de derechos y contra la discriminación laboral, que fueron convocadas por asambleas feministas, colectivos de estudiantes y sindicatos en toda la comunidad con motivo del Día Internacional de la Mujer. Miles de personas sumaron sus voces en la lucha contra todo tipo de discriminación, violencia de género, brecha salarial y desigualdad. El color morado tiñó las calles de las ciudades para unir las voces femeninas en pro de una igualdad efectiva que se plasme en todos los ámbitos sociales.

25.000 personas por la mañana

Según los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, en las concentraciones de todas las capitales celebradas por la mañana, y la manifestación llevada a cabo en Ponferrada, se dieron cita en torno a una 25.000 personas en el conjunto de la comunidad, con mujeres y también hombres, clamando por la igualdad de derechos.

Más de 6.000 personas, según la Policía Municipal, y cerca de 10.000 según los convocantes, tiñeron de negro y morado las principales calles de Ponferrada durante la manifestación del Día Internacional de la Mujer, convocada por la Plataforma contra las Violencias Machistas del Bierzo y Laciana y la que se sumaron sindicatos, instituciones y organizaciones de distinto tipo.

La estatua en honor a la Mujer Palentina, situada en la calle Mayor, fue el escenario del primero de las convocatorias en Palencia, donde más de un millar de personas reclamó la igualdad real en los ámbitos social y laboral.

Cientos de personas acudieron a la primera de las dos grandes concentraciones en Zamora, mientras que en León fueron varios centenares de personas las que se concentraron en la plaza de Botines. Alrededor de 1.300 mujeres de todas las edades, pero sobre todo chicas jóvenes, secundaron la primera gran movilización convocada por la Asamblea Feminista 8M de Segovia. En Ávila hubo dos concentraciones con más de 500 personas.

En Salamanca, los sindicatos mayoritarios exigieron cambios legislativos que acompañen al cambio social por el que las mujeres reivindican igualdad salarial.