Los funcionarios de Sacyl, camino de la extinción

Una médico de Familia en su consulta de Laguna de Duero (Valladolid). :: /G. VILLAMIL
Una médico de Familia en su consulta de Laguna de Duero (Valladolid). :: / G. VILLAMIL

El TSJ rechaza suspender cautelarmente el proceso de estatutarización porque no es irreversible; lo que permite a la Junta seguir con la transformación

ANA SANTIAGOValladolid

Es una herencia de las transferencias sanitarias que arrastra años de conflictividad en los juzgados, que ha supuesto ya hasta dos decretos de la Junta tumbados por sentencia y con un tercero también en manos judiciales; pero con luz verde, al menos temporal, para su aplicación. Las plazas de funcionario sanitario están llamadas a su extinción, en todas las categorías, aunque está resultando especialmente conflictiva la transformación de las de los médicos de Familia. Con el tiempo, todas las plazas de Sacyl serán de personal estatutario, a las que se accederá, como hasta ahora, a través de un concurso-oposición o como interino desde una bolsa de empleo.

Las jubilaciones provocarán, de no aceptarse el proceso antes de forma voluntaria, la conversión de cualquier plaza de funcionario fijo en una estatutaria. Su extinción está contemplada por ley y con acuerdo sindical. Es un régimen jurídico diferente al que pertenece la inmensa mayoría de los sanitarios de Castilla y León, y del resto de España. En la comunidad hay unos 25.000 estatutarios y ya solo 1.465 funcionarios. Los primeros provienen del Insalud, los segundos eran personal de la Junta, sobre todo de zonas rurales.

El nuevo decreto de la Consejería de Sanidad invita a convertirse este mismo mes de forma voluntaria e integrarse en la categoría de personal estatutario en una nueva convocatoria que recoge un documento del pasado mes de julio, con un plazo para posibles alegaciones de hasta mañana y que, a mediados de mes, según fuentes de Sacyl, «tendrá una resolución definitiva tras la provisional del pasado mes de septiembre».

Esta es una opción para los que son fijos y quieren integrarse en el modelo general de Sacyl. Alrededor de 70 de Primaria, según fuentes sindicales, han solicitado tal cambio. Según datos de Sacyl, con este decreto, «al personal funcionario interino sanitario se le expedirá un nombramiento de carácter estatutario de naturaleza temporal y mantendrán su vinculación en el mismo puesto de trabajo». Después, su integración en la condición de estatutarios supondrá que todas sus plazas entrarán en el concurso de traslados como cualquier otra al no ser propietarios y así cualquier médico podría acceder a las mismas, entran en la bolsa general para poder moverse y será además abierta y permanente. Es esta una de las razones fundamentales por la que dichos médicos han protagonizado, y lo harán cada lunes, una huelga convocada por Simecal para exigir poder consolidarse por una prueba excepcional en la plaza que ahora ocupan y no tener, con mucha probabilidad, que cambiarse de localidad. Así lo explica José María Soto, vicesecretario autonómico de la Cesm, y asegura que «no es cierto, como apunta como argumento Simecal (el sindicato de funcionarios convocante de los paros) que se estén cerrando consultorios en los pueblos ni nada similar. Este es un problema de un colectivo muy reducido y para sus intereses, muy particulares. Es lógico y normal, y todos los sindicatos de la Mesa Sectorial así lo acordamos, que esta minoría se integre en la condición de una inmensa mayoría, que es la de estatutarios. Este régimen jurídico se creó a diferencia del de los funcionarios generales por las particularidades de la asistencia. Horarios continuos y guardias, necesidad de sustituciones... se precisaba un estatuto propio que recogiera además complementos salariales y estas situaciones. A muchos funcionarios fijos les ha interesado cambiarse porque hay opción de mejora de plaza, otros son mayores y ya no desean otro destino que el que tienen y muchos nunca pasaron una oposición y quieren consolidarla en detrimento de los estatutarios que les impide acceder a sus plazas si estas no se hacen para tal condición. De esta forma, tienen 'secuestradas' más de mil quinientas plazas, unas porque las ocupan fijos y las otras porque solo las pueden ocupar funcionarios;de ahí, que no quieran la integración», añade Soto.

El último decreto, el de 2018, también está en los tribunales y en un futuro, no cercano aún, habrá una sentencia al respecto. Mientras tanto, Simecal pidió al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León la suspensión cautelar del proceso de estatutarización. Este tribunal ha dictado un auto denegando tal congelación temporal al entender que no se produce una situación irreversible, si el fallo judicial anulara el plan volverían a ser funcionarios; y, a la par, considera de interés público la aplicación inmediata de la norma de la Junta. A este respecto, Fernando Gutiérrez, presidente de Simecal, asegura que «ya nos esperábamos que no accediera a la medida cautelar, era difícil;pero nosotros seguiremos llevando a los tribunales cada decisión y situación que se produzca al respecto a la espera de que todo se analice en la misma causa. No vamos a dejar de plantear la batalla judicial».

Esta es la tercera intentona de la Junta para extinguir el funcionariado en Sacyl y sustituirlo por solo estatutarios. Defectos de forma que se fueron corrigiendo en el decreto siguiente anularon los procesos en 2004 y 2014.

Ventajas de movilidad

El pertenecer al personal estatutario tiene sobre todo la ventaja de poder acceder a los concursos de traslados con amplia oferta de plazas, no solo dentro de la propia comunidad sino con el resto de España donde predominan cuantitativamente, las de funcionario están en general extinguidas. En algunas autonomías también supone mayor salario el cambio al ordenamiento general.

En Castilla yLeón, el aumento retributivo lo hubiera supuesto si se hubieran quedado fuera de la carrera profesional como se valoró en un principio;esto hubiera marcado diferencias retributivas de hasta 10.000 euros. Ahora esta 'golosina' hubiera podido atraer a más adeptos al cambio de condición; pero para no discriminar a los funcionarios con respecto del resto de médicos de Familia, se les dejó acceder a la misma y ahora los salarios son similares y, por lo tanto, no puede ser una razón para animar a la estatutarización voluntaria.