Fernández Mañueco: «No queremos un Gobierno del discípulo de Sánchez en Castilla y León»

Alfonso Fernández Mañueco, junto a Francisco Vázquez, su mano derecha en el PP de Castilla y León, en el acto de presentación de candidatos autonómicos celebrado en Segovia./Ical
Alfonso Fernández Mañueco, junto a Francisco Vázquez, su mano derecha en el PP de Castilla y León, en el acto de presentación de candidatos autonómicos celebrado en Segovia. / Ical

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANO

:

Acaba de presentar a los candidatos con los que pretende llegar a la Junta de Castilla y León con la estampa monumental de Segovia de fondo. Alfonso Fernández Mañueco (Salamanca, 1965), presidente del PP y aspirante a relevar a Juan Vicente Herrera el 26-M, afronta las elecciones autonómicas y municipales con el aliento en la nuca de la derrota electoral del PP el pasado domingo. El PSOE ganó por primera vez en Castilla y León desde 1986. Mañueco analiza ese escenario político e insiste, reitera, remarca, recalca, casi en cada respuesta, que ahora se juega «otro partido». El dirigente popular augura que la formación recuperara votantes en las municipales y autonómicas que huirán ahora de los efectos de «la fragmentación» y apunta como una de las claves favorables al PP el último domingo de mayo que «la participación va a ser más baja».

–Encaran la campaña con la primera derrota del PP en Castilla y León desde 1986 y en plena una crisis reputacional. ¿Cómo van a intentar dar la vuelta a ese resultado?

–Siendo nosotros mismos. Somos un partido centrado en Castilla yLeón, capaz de apostar por el medio urbano, pero con representantes en todos los municipios rurales. Nuestras raíces, nuestra gestión en la Junta, en ayuntamientos y diputaciones es nuestro principal aval.

–¿Y eso cómo se traslada al elector? El PP ha sido muy potente en número de diputados y senadores en Castilla y León y ha sufrido un severo recorte en escaños el 28-A.

–Empieza un partido nuevo, todo va a ser distinto a partir de ahora. Somos un equipo ganador, tenemos el mejor proyecto y la experiencia necesaria para que Castilla y León siga creciendo, frente a otros experimentos liderados por la incompetencia.

«Estoy mirando al 26 de mayo, no al 28 de abril. Salgo a ganar, no contemplo otra opción»

–Por ese razonamiento, ¿entonces le ha faltado al PP equipo ganador en las elecciones generales?

–No, no, han sido otras circunstancias. En las elecciones municipales y autonómicas tenemos un equipo ganador, el mejor proyecto y nuestro principal aval, que es nuestra experiencia. Eso es lo que ofrecemos.

– Las valoraciones de algunos presidentes provinciales la noche del domingo 28 y los días siguientes trasladaban un mensaje de regañina al simpatizante, como si se hubieran equivocado al votar.

–Todo lo contrario, lo que debemos es hacer hincapié en explicar que cuando se divide el voto del centro y la derecha ocurre lo que ocurrió. El Partido Popular va del centro a la derecha, y la división genera un gobierno de Pedro Sánchez. Lo ha generado en España y no queremos que haya un gobierno del discípulo de Pedro Sánchez en Castilla y León.

–El PP ha bajado de 18 diputados a 10 y de 27 senadores a 17, ¿es trasladable a las Cortes y a las alcaldías? ¿El resultado del domingo augura el ocaso de 32 años de gobiernos populares en la Junta?

–Todo lo contrario, empieza una nueva etapa, nuevas elecciones, nuevo partido, todo va a ser distinto.

«El 26-M todo va a ser distinto, empezando porque la participación va a ser más baja»

–Ha salido usted de una Cortes con 84 escaños y entrará en un hemiciclo autonómico con 81, fruto de la despoblación. Uno de esos escaños se pierde en Segovia, que ha acogido la presentación de los candidatos..

–La población está vinculada a la situación económica, con la crisis económica se ha perdido población. Segovia pasó de seis a siete procuradores por el incremento de población y ahora vuelve a seis. El PP es el único partido capaz de conseguir crecimiento económico.

–Pero el PP lleva 32 años gobernando en la Junta y 16 de ellos en el Gobierno de la nación.

–La crisis más dura de ese país y en Castilla y León fue con el Gobierno socialista. Vino el del PP y recuperó la situación económica. Viene más gente a Castilla y León de la que se va y este año empezaremos a tener más nacimientos que el anterior.

–Hay provincias en las que competirán con excompañeros de partido como Soria o Ávila, ¿es otra dificultad añadida?

–Yo me preocupo por el PP, de las personas de Castilla y León, lo que hagan otras fuerzas políticas... Aquí la única alternativa cierta al PSOE se llama Partido Popular, todo lo demás es fragmentar el voto y es dar una oportunidad a que el discípulo de Pedro Sánchez gobierne Castilla y León.

–Más Herrera y más Feijóo y menos Aznar y Faes (lo reclamó el vicepresidente de la Junta tras la derrota del 28-A). ¿Es algo más que un titular afortunado?

–Yo digo más Partido Popular, más moderación, más poner a Castilla y León en el centro de nuestra gestión pública. Eso es lo que está haciendo desde hace mucho tiempo el PP y lo vamos a seguir haciendo. Somos el partido de la moderación y de la centralidad... Ahí somos imbatibles.

–Pero el votante moderado trasvasó el 28-A siete diputados del PP a Cs (el octavo perdido fue a Vox), ¿cómo lo interpreta entonces?

–Los resultados se pueden interpretar de muchas maneras... Todo va a ser distinto el 26-M, vuelvo a insistir, empezando porque la participación va a ser más baja. La del domingo fue prácticamente récord. Yo pido la máxima participación, pero en las autonómicas siempre hay menos. Desde esa situación todo es distinto y estoy convencido de que vamos a recuperar muchos votos explicando que la fragmentación da el gobierno a Pedro Sánchez. Ojo, no se vote a una formación política generando un resultado pernicioso.

–¿Cree que Casado es un apoyo en la campaña autonómica o un lastre para el PP de Castilla y León?

–En estas elecciones tenemos que explicar el programa para Castilla y León. Esa es mi prioridad, explicar qué hemos hecho, lo que queremos conservar de un modelo de éxito en la gestión de los servicios públicos... Sabemos que hay que mejorar cosas y tenemos nuestras soluciones y de eso tenemos que hablar, con protagonismo de candidatos municipales, autonómicos y europeos y con la presencia del presidente nacional. .Vamos a eliminar Sucesiones (el impuesto), a fomentar la conciliación, a implantar un plan de apoyo a mayores para combatir la soledad (potenciando servicios de asistencia), que Internet y la televisión digital lleguen a todos los rincones y un programa de emprendimiento, eso en los primeros cien días.

–Son medidas para los primeros cien días de gobierno, ¿pero en algún momento ha contemplado no llegar a ser presidente de la Junta?

–Yo me presento a estas elecciones para ganar, no contemplo otra opción. Los ciudadanos nos van a poner a cada uno... Nos van a otorgar la confianza, la confianza no se hereda, se gana, y cuando estamos votando, apostamos por la inexperiencia y la radicalidad del PSOE o la solvencia y moderación del PP.

–¿Afronta de partida la campaña más complicada para un candidato del PP a la Junta desde la que en 1987 llevó a José María Aznar a la Junta?

–Uno no elige las circunstancias que le toca vivir, pero sí elige el camino y los compañeros de viaje. Le puedo garantizar que el camino que tengo trazado y las personas que me acompañan formamos un equipo ganador.Estoy orgulloso de Castilla y León, de lo que hemos conseguido y de que Juan Vicente Herrera y el PP hayamos liderado esa transformación. Nadie como el PP para defender la gestión pública de los grandes servicios y el orgullo y las potencialidades de Castilla y León. El resto no son de fiar, somos los únicos capaces de frenar a Pedro Sánchez y a sus discípulos.

–¿En esa clave de gestión, las elecciones del domingo podrían leerse como un aprobado a los 10 meses de Gobierno de Sánchez?

–Yo estoy mirando al 26 de mayo, no al 28 de abril. Tengo que mirar hacia adelante, generar ilusión en la gente. El PP ha liderado políticas eficaces en Castilla yLeón que nos hace ser envidiados y admirados en otras comunidades, pero tenemos un programa de futuro, de generar oportunidades de empleo y de reequilibrio en todos los territorios de Castilla y León. Aquellos que lo necesiten tendrán el apoyo del Partido Popular.