Familiares de grandes dependientes abroncan en el pasillo de las Cortes a un procurador de Ciudadanos

El portavoz del PP habla durante el pleno con el procurador de Ciudadanos José Ignacio Delgado./Ical
El portavoz del PP habla durante el pleno con el procurador de Ciudadanos José Ignacio Delgado. / Ical

Expresaron a José Ignacio Delgado, promotor de una moción sobre la atención a sus hijos, su decepción por entender que no mejoraba la situación «de asfixia» económica que arrastran

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANO

«Las familias no podemos más. Es que lloro de la rabia que me da lo que ha pasado». Yolanda de la Viuda, presidenta de la Asociación de Ayuda a Dependientes de Enfermedades Raras de Castilla y León, se dirigía en estos términos al procurador José Ignacio Delgado, promotor de una moción de Ciudadanos sobre Servicios Sociales, en los que este colectivo de familiares no se vio representado.

El enfado tenía su origen, según explicaron, en que desde la formación naranja se habían comprometido a impulsar en las Cortes una batería de medidas para solventar «una situación de recortes que sufrimos desde 2013».

«No es lo hablado, a nosotros no nos vale y a nuestros hijos tampoco», remarcó la presidenta de esta asociación a Delgado en el pasillo de la tribuna de invitados desde la que habían seguido el debate. También trasladaron el disgusto con el que salían de las Cortes a un miembro del equipo de la consejera de Familia de Igualdad de Oportunidades, Alicia García.

Más información

La representante de esa asociación consideró que PP y Cs habían tirado por la borda la posibilidad de volver a percibir los apoyos que recibían en 2012 los cuidadores de grandes dependientes por patologías raras. Reclaman apoyo económico, apoyo psicológico, incluso físico. Al recorte de ayudas y la eliminación de las cotizaciones a la Seguridad Social suman la lucha contra la burocracia administrativa.

«Un día a día normal es que después de pasar la noche comprobando los pitidos de la máquina que vigila las apneas de sueño, te plantas a las ocho de la mañana a recoger vómitos. Sumas desplazamientos y terapias y si está en condiciones de poder ir al cole, esas dos horas las pasas pegándote con la Administración para que te faciliten la hormona del crecimiento o te devuelvan lo que adelantaste para la silla de ruedas...», enfatizó De la Viuda.

«Las familias estamos asfixiadas y hablamos de la protección a niños con una gran dependencia y también del apoyo a los cuidadores que les atendemos por amor», remarcó De la Viuda, que explicó que las cuantías que reciben no dan ni de lejos para pagar las terapias, los fisioterapeutas, los logopedas, las prótesis, la medicación, alimentación especial y los traslados a hospitales de referencia alejados de los domicilios.

Yolanda de la Viuda lamentó «la falta de voluntad política» para dar solución a la situación que viven las familias de alrededor de 80 niños, «un colectivo indefenso que tiene derecho a protección». Una protección que, a juicio de esta madre, «no iba a desequilibrar ningún presupuesto».

La moción planteada por Cs y apoyada por el PP incidía, sobre todo, en la formación del cuidador. No se aceptó la enmienda del PSOE que reclamaba la mejora de las ayudas y que sí apoyó Podemos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos