Un fallo en una linea eléctrica, causa de los incendios de Ávila

Alejandro Salgado./Ramón Gómez
Alejandro Salgado. / Ramón Gómez

La Junta defiende su gestíon para apagar el fuego registrados en varios municipios de la provincia abulense

EL NORTE

La Junta de Castilla y León se muestra satisfecha por la gestión de los trabajos de extinción de los incendios de los municipios de Gavilanes, El Arenal y Pedro Bernardo tras la ola de calor. Así lo ha manifestado en una rueda de prensa el director de comunicación de la Junta, Alejandro Salgado; quien sentencia que «la Junta se ha volcado en la extinción de los incendios, hemos destinado a ello todos los recursos que han sido necesarios».

Los fuegos, que fueron controlados y extinguidos la pasada semana, han dejado aproximadamente 1.400 hectareas de terreno calcinado y todo parece apuntar a que la causa habría sido un cortocircuito en una linea eléctrica.

El gobierno en funciones ha reivindicado su gestión tras las críticas del partido socialista ante la preocupación de los vecinos de la localidad de Pedro Bernardo. Los habitantes del municipio abulense que vieron como uno de los focos del incendio -aparentemente controlado- estuvo a punto de llegar de nuevo al pueblo el sábado pasado, expresaron entonces su descontento ante la escasez de efectivos dispuestos por la Junta. Al respecto, el director general ha defendido los «más de 600 efectivos, además de medios aéreos».

«Este gobierno va a seguir trabajando hasta el último minuto» subraya Salgado, que ha anunciado además la introducción de un conjunto de medidas y acciones que «son la prueba de ello».

En el que podría ser el penúltimo consejo del gobierno de Herrera, la Junta de Castilla y León ha aprobado además la convocatoria de ayudas a las entidades del Tercer Sector, por valor de más de 20 millones de euros. «Estas ayudas estan destinadas a aportar mayor certidumbre a las empresas del sector», ha transmitido el portavoz en funciones de la Junta.