La edad mínima para el primer tatuaje

Chorro Arts Palencia./Marta Moras
Chorro Arts Palencia. / Marta Moras

Se recomienda evitar el sol, así como los baños en la piscina o en la playa, durante los primeros quince días

CARLA CALVOValladolid

Los tatuajes y 'piercings' están cada día más de moda entre los adolescentes. Sin embargo, ¿cuál es la edad mínima para poder realizarse estas modificaciones estéticas? Virginia, del estudio de tatuajes 'Arte un tattoo' en Valladolid explica que la edad legal para tatuarse o hacerse un 'piercing' son los 18 años. Aunque existe la posibilidad de hacérselo a un menor siempre y cuando vaya acompañado de su madre, padre o tutor legal. «Pero tiene que venir en persona con su DNI», aclara. No vale con un justificante. Además, esta empresa mantiene una política según la cual hay ciertos tipos de tatuajes que no realizan a los menores, aquellos de los que, por el tamaño o la forma, «puedan arrepentirse».

Aunque en verano se reduce el número de citas, explica que hay gente que sigue haciéndoselos en estas fechas «porque se lo quieren ver ya». No obstante, esta no parece ser la mejor época del año para tatuarse o realizarse una perforación. Desde 'Arte un tattoo' recomiendan que no le dé el sol, ni al 'piercing' ni al tatuaje recién hechos, durante al menos quince días. En el transcurso de estos días tampoco es recomendable bañarse ni en la piscina o la playa, ni siquiera en un spa. Del mismo modo, hacer ejercicio o sudar puede ser perjudicial, sobre todo para los tatuajes. Todo esto puede causar una infección, que es la principal complicación que puede surgir.

La falta de cuidado o higiene y, sobre todo, no seguir las instrucciones facilitadas por los especialistas, son las principales causas por las que se producen estas infecciones. «Yo cuando lo veo sé lo que están haciendo mal o por qué se les ha infectado», explica Virginia. Por ejemplo, echarse cremas que se tienen por casa y no son las adecuadas para el tratamiento pueden empeorar la infección en vez de mejorarla. Los profesionales, en el caso del 'piercing', recomiendan lavarlo tres veces al día durante el primer mes con agua y jabón neutro, además de rociarlo con suero fisiológico. Para los tatuajes es similar, hay que lavarlo tres veces al día con agua y jabón neutro, secarlo con papel de cocina y añadir una crema cicatrizante.

Si se siguen estas instrucciones y se tiene el cuidado necesario no debería producirse ninguna complicación. Aunque está claro que en verano, con el sol y el agua, hay que extremar las precauciones para que esto no suceda.

Respecto a los tatuajes más demandados, «la moda ahora es hacerse el brazo entero», explica Virginia. En el caso de los 'piercings', lo que más buscan los jóvenes son pendientes en la nariz o en el ombligo, sumado a una nueva moda: el piercing de la migraña, también conocido como 'daith'. Se trata de una perforación en el interior de la oreja que, según dicen, podría reducir los dolores de cabeza. Es una práctica derivada de la acupuntura que no cuenta con el respaldo de la evidencia científica, sino que más bien se trata de una creencia popular, aunque cada día se demanda más.