Sanidad aconseja a jóvenes y embarazadas no usar cigarrillos electrónicos

Un hombre posa con su vaper. /Reuters
Un hombre posa con su vaper. / Reuters

Las muertes de Estados Unidos son la razón por la que se aconseja a estos grupos evitar el contacto con los «vapers»

EL NORTEMadrid

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha publicado una nota infomativa tras las seis muertes y los 380 casos de enfermedad pulmonar grave asociados al consumo de cigarrillos electrónicos en Estados Unidos. En esta aconseja a la población, especialmente a los jóvenes, embarazadas y no fumadores, a no utilizar estos dispositivos.

Y es que, aunque el departamento que dirige María Luisa Carcedo ha reconocido que hasta el momento «no se ha detectado una causa específica» de las muertes y casos de afectados en EE UU, al no estar relacionadas con una enfermedad transmisible se cree que la causa es de origen químico y, precisamente, todos los afectados estadounidenses utilizaban cigarrillos electrónicos y han presentado síntomas similares.

Además, en muchos casos, se ha detectado también el uso de líquidos con cannabinoides, como el THC, si bien por el momento no se ha descubierto ninguna sustancia presente en todos los casos. Ahora bien, y como consecuencia de ello, el Ministerio de Sanidad ha recomendado a las personas que usen los cigarrillos electrónicos que eviten comprar los líquidos en el mercado ilegal.

Los cigarrillos electrónicos —dispositivos susceptibles de liberación de nicotina, también llamados vaporizadores— consisten en un pequeño depósito o cartucho que contiene el líquido con o sin nicotina, propilenglicol, saborizantes y otros compuestos químicos, que vaporiza la mezca mediante un sistema electrónico de batería recargable y un atomizador.

«A nivel general, no se pueden excluir los riesgos para la salud asociados al uso o exposición al aerosol de los cigarrillos electrónicos, puesto que se han hallado efectos fisiológicos adversos en las vías respiratorias y a nivel cardiovascular, así como algunas sustancias cancerígenas. La utilización de estos productos genera emisión de propilenglicol, partículas PM2.5, nicotina y sustancias cancerígenas que pueden contaminar los espacios cerrados, con los consecuentes riesgos por ecposición pasiva», ha apostillado el Ministerio de Sanidad.

Precisamente, la semana pasada lanzó la campaña 'El tabaco ata y te mata' para alertar sobre los riesgos que conlleva el uso de los nuevos productos de tabaco como, por ejemplo, los cigarrillos electrónicos, y concienciar de que no son productos para dejar de fumar. Y es que, tal y como ha insistido Sanidad, hay tratamientos que ya han demostrado su «seguridad y eficacia» para dejar el tabaco.