Ocho claves para ahorrar en la vuelta al cole

Ocho claves para ahorrar en la vuelta al cole

El gasto por niño se establece de media en casi dos mil euros aunque las diferencias son muchas según el centro educativo o el curso

El Norte
EL NORTEValladolid

  • 1

Compara. Las diferencias de precios en los productos pueden llegar a ser notables. Hay que buscar y comparar y, por supuesto, comprar lo mejor en relación calidad-precio.

  • 2

Haz una lista: Revista lo que se puede aprovechar de años anteriores. Después elabora un listado con lo necesario.

  • 3

Ofertas y descuentos. Es recomendable analizar las ofertas que se ofrecen en los días previos a la vuelta al cole. No es necesario comprar algo porque esté de oferta.

  • 4

Durante los últimos años han prosperado las iniciativas que favorecen el intercambio de ropa y material escolar. Se pueden aprovechar, en la medida de lo posible este tipo de plataformas.

  • 5

Si compras los libros 'on-line' compara precios. Si se trata de material para las lecturas las bibliotecas siempre serán la opción más economica. También existen distintas plataformas de intercambio de libros (Bookint, BolsaDeLibros, Donaz o TruequeBook). Desde las asocaciones de padres de los colegios o desde los mismo centros puede que gestionen el intercambio o el préstamo de libros usados en cursos anteriores.

  • 6

La sustitución de los libros físicos por una tableta supone ventajas para los escolares que ya no tendrán que cargar con kilos de papel a su espalda. Sin embargo, esta compra supone otro gasto más. Si el colegio deja escoger el modelo busca y comprara. En el caso de alumnos mayores en los que hacen falta un material tecnológico mayor (PC, impresora, etc.) se puede aplicar el mismo sitema comparativo.

  • 7

La compra del uniforme es un gasto, sin duda, pero equiparlo para el curso es un gasto. En el caso de que el niño no necestie ir uniformado se pueden escalonar los gastos, sobre todo de ropa y calzado. Además, se pueden aprovechar las rebajas.

  • 8

Es mejor evitara ir a compar con los niños ya que se les puede antojar la mochila más cara o la ropa a la última.