Sin humo al volante

Un hombre sostiene un cigarrillo dentro de su coche/Mark Blinch / Reuters
Un hombre sostiene un cigarrillo dentro de su coche / Mark Blinch / Reuters

Ocho de cada diez personas están a favor de prohibir fumar en los coches con niños

RUBÉN SÁEZ

El tabaco continúa como uno de los principales focos de debate. Pese a que en los últimos años se ha producido una relajación en la visión sobre los perjuicios del tabaco, ha aumentado la aceptación ciudadana de nuevas normas que restrinjan su consumo. Así, según la encuesta anual de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) sobre tabaquismo realizada a partir de 8.993 encuestas, ocho de cada diez personas están de acuerdo con prohibir fumar en los coches cuando hay menores.

Esta cifra muestra un ligero aumento de concienciación con esta medida respecto a la encuesta del año anterior. En 2018, siete de cada diez personas se posicionaron a favor de esta regulación. Al ser preguntados sobre la posibilidad de implantar esta normativa sin que sea necesaria la presencia de un menor, el porcentaje baja hasta el 54 % cuando en 2018 era del 60 %.

Por otra parte, el 75 % apoya la prohibición de fumar en lugares al aire libre donde se concentre gente como las piscinas o los centros comerciales abiertos. En el caso concreto de los estadios de fútbol retrocede hasta el 63 %.

En relación a estos resultados, la coordinadora de la XX Semana sin Humo de la semFYC, Lucía Gorreto, ha explicado que ha aumentado entre la ciudadanía la aceptación de nuevas normas restrictivas para luchar contra el tabaco.

Declaraciones que se contraponen con la evolución del consumo de tabaco en los últimos tres años, en los que se ha producido un ligero aumento del número de fumadores al pasar del 21 % al 23 %.

Perfil del fumador

De acuerdo con el informe presentado con motivo de la XX Semana sin Humo que organiza la semFYC, los hombres fuman más que las mujeres: el 22 % frente al 18 %. Hay que rersaltar que el 68 % de los encuestados son mujeres.

Por edades, la mayor proporción de fumadores se encuentra en la franja de edad comprendida entre los 20 y 29 años, el 25 %, mientras que entre 30 y 39 años son el 23 % y los menores de 20, el 21 %. La iniciación media en el hábito del tabaquismo se sitúa en los 17 años.

Tal y como muestran los datos, el siete de cada diez fumadores han intentado dejar de fumar en al menos una ocasión. Los que lo han conseguido reconocen que ha sido por sí solos, sin ayuda.

Para luchar contra el tabaquismo, la vicepresidenta de la semFYC ha instado al nuevo Ejecutivo a tomar varias medidas como la actualización de la normativa y la dotación de los recursos pertinentes para lograr su cumplimiento, así como el aumento de impuestos a esta sustancia y fomentar los paquetes genéricos. Además ha querido recordar que el tabaquismo provocó en España entre los años 2010 y 2014 un total de 259.358 muertes, una media de 51.870 anuales, lo que supone 142 al día.

En este sentido, el 51 % se posiciona a favor de las sanciones, mientras que el 46 % de los encuestados opta por aumentar la vigilancia como una de las posibles soluciones. El 42 % insta a dar mayor difusión a la normativa. Casi siete de cada diez personas (el 69,7 %) apoya una subida del precio del tabaco y la mitad (el 50 %) opina que con la financiación pública de los tratamientos para dejar el hábito dejarían de fumar más personas.

La semFYC considera «preocupante» la percepción de la ciudadanía sobre el cumplimiento de la ley antitabaco ya que el 62 % cree que no se cumple en terrazas de bares y restaurantes.

En relación con las nuevas formas de consumo como el cigarrillo electrónico, las pilas de agua o el tabaco sin combustión, el 58 % cree que son igual de perjudiciales que los cigarros tradicionales.

Temas

Tabaco