Las Edades dejan notar ya su efecto en Cuéllar con un repunte en la hostelería

Cola de visitantes para entrar en San Martín, una de las tres sedes que ‘Reconciliare’ abrió el 24 de abril en Cuéllar.M. R./
Cola de visitantes para entrar en San Martín, una de las tres sedes que ‘Reconciliare’ abrió el 24 de abril en Cuéllar.M. R.

‘Reconciliare’ comienza a cumplir con las expectativas puestas en la muestra en su primera semana

Mónica rico CUÉLLAR

Aunque el buen tiempo no ha acompañado, Cuéllar ya empieza a notar el efecto Edades tan solo una semana después de que la exposición Reconciliare abriera sus puertas el pasado lunes 24 de abril, en una jornada espectacular en todos los sentidos, tanto en la puesta en escena, los invitados a la inauguración, la visita de la Reina Doña Sofía y la respuesta de los cuellaranos y vecinos de la comarca, tanto con su Majestad como con la hostelería, que ya comenzó a notar los primeros aumentos de clientes.

Una tónica que ha continuado durante toda la semana, aunque no de manera espectacular como se esperaba. El frío ha sido el principal compañero de Reconciliare durante estos días. Especialmente durante jornada del domingo, cuando llegó acompañado de un fuerte vendaval de viento y de abundante lluvia, lo que hizo mermar las cifras de un día en que se preveían elevadas.

Tras la apertura de Las Edades, el pasado 24 de abril, la jornada en la que Cuéllar registró una mayor afluencia de visitantes fue la de ayer. Numerosos grupos aprovecharon el puente para recorrer las tres sedes que forman la exposición. Un trasiego que se notaba en las calles del entorno. Los turistas se mezclaban con vecinos y visitantes de la feria multisectorial, generando un constante goteo de personas que esperan que se repita durante los próximos meses.

Hosteleros y representantes del sector turístico coinciden en que a diario ya se ha notado un ligero repunte de la actividad, que aumentó de forma considerable durante el fin de semana. Pero, sin embargo, no es muy representativo, pues Cuéllar celebra estos días su Feria comarcal, una cita que cada año llama a miles de personas. Las cifras suelen rondar los 40.000 visitantes, por lo que la hostelería cuelga de forma habitual el cartel de completo durante este evento, una imagen que se repitió también este año.

Buenas expectativas

Los hosteleros apuntan que es difícil determinar cuántas reservas del fin de semana llegaron de la mano de Las Edades y cuántas gracias a la Feria, aunque las expectativas de cara a las próximas semanas son muy positivas. En algunos casos, como en el restaurante La Brasería de Cuéllar, situado a unos metros de la iglesia de San Andrés, primer templo del recorrido de la muestra, Jorge Guijarro ya tiene reservas de grupos para los próximos meses: «Se empieza a notar algo más de actividad».

Esta semana tuvo la primera reserva de un grupo numeroso, sesenta personas, y espera continuar así durante los próximos meses, lo que lleva aparejado un aumento de personal, tanto para barra como para restaurante y cocina. En La Brasería de Cuéllar contratarán mínimo dos personas, a las que se suma personal extra para los fines de semana. A la espera del desarrollo de la actividad en las próximas semanas se encuentran en el Bar Marinero, donde su responsable, Begoña Marinero, sí que ha notado ya un aumento de clientela a diario, aunque especialmente de cara al fin de semana, por lo que se está planteando contratar al menos un empleado.

La Oficina de Turismo aumenta su actividad un 70%

Las expectativas de los negocios en los que recalan los visitantes va pareja a la actividad de la Oficina de Turismo de Cuéllar. Así como los emprendedores relatan que la afluencia de turistas ya se ha dejado notar durante el fin de semana, desde la Oficina de Turismo de la localidad manejan datos que arrojan un aumento de su actividad diaria en torno al 70%, según confirmó la concejala Nuria Fernández, que también hace hincapié en que el fin de semana es habitual que las cifras sean positivas debido al desarrollo de la Feria, por lo que no se podrá realizar un balance definitivo hasta que este certamen cierre sus puertas. Adiferencia del viento y la lluvia del fin de semana, el sol que acompañaba ayer parecía alinearse con un repunte hacia las buenas cifras.

Desde el miércoles no han faltado grupos y excursiones que han visitado alguno de los productos de la localidad. Hasta el domingo, en torno a un millar de personas habían solicitado información en la oficina situada en el castillo, que durante el fin de semana salió a la calle y vio cómo el número de visitantes aumentaba. Desde el sábado hasta el lunes se completaron los cuatro pases de visitas teatralizadas al castillo cuellarano.

Desde la concejalía de Turismo se han reforzado los servicios ya desde la pasada semana, contratando a ocho personas más y abriendo las puertas de la oficina de turismo de forma ininterrumpida desde la mañana a la noche, con el fin de poder atender a los visitantes que se acerquen hasta el municipio en cualquier momento.

Silvia Garañeda, del bar La Cañada, ya está buscando personal de refuerzo para los sábados y domingos principalmente, aunque durante el verano contratará al menos un camarero de forma continuada. Ella sí que ha notado un incremento de visitas, pero ya desde el mes de marzo, en el puente de San José, lo que achaca a la buena promoción que se está realizando de la exposición y que el nombre de Cuéllar empieza a hacerse conocido.

Desde el bar El Castillo, Laura Pascual y Marina Espeso muestran su esperanza en que la mayor afluencia se note ya este mes de mayo. Por eso han reforzado el personal para los días laborables, pasando de dos a tres camareros en barra. Afirman que el fin de semana sí que ha habido mucho movimiento, pero desconocen si vienen a visitar la Feria o Reconciliare. Ambos eventos se han complementado. Ufe Sanz, del restaurante San Basilio, confirma un pequeño aumento de clientes a diario, especialmente para las comidas, y apunta que ya cuenta con reservas hasta el mes de julio. Para poder hacer frente a esta situación ya ha contratado a personal, tanto para la barra como para sala del restaurante.

Nuevos negocios

Además de un aumento de clientes, Reconciliare también ha acercado a la localidad a emprendedores y nuevos negocios. Es el caso de Auténticos CyL, regentada por Rodrigo Ibáñez y Anael Galindo, propietarios de una tienda similar en la localidad segoviana de Coca que funcionaba bien, además de una bodega de vino en Navas de Oro. Hacía tiempo que se habían planteado repetir su experiencia en Cuéllar, y cuando surgió la llegada de Las Edades se decidieron.

Su tienda se ubica frente a la iglesia de San Martín, segunda de las sedes de la exposición, y encontrar el local fue lo más complejo. Fueron puerta por puerta buscando un lugar para alquilar y finalmente dieron con una cochera antigua que tuvieron que rehabilitar por completo para instalar la tienda. Pero su trabajo también ha comenzado a dar frutos. Abrieron hace algo más de tres semanas y empezaron a trabajar en Semana Santa, unas fechas muy propicias.

«Al final los turistas, además del típico recuerdo, quieren llevarse productos de la zona que visitan», explican, y destacan los dulces y mieles de Cuéllar y sus vinos, uno de ellos, Arrea, embotellado especialmente para sus tiendas de Cuéllar y Coca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos