UGT convoca paros parciales en Semana Santa en las autopistas AP-6, AP-61, AP-51 y AP-71

UGT convoca paros parciales en Semana Santa en las autopistas AP-6, AP-61, AP-51 y AP-71

El sindicato denuncia un escenario «negativo» para los trabajadores, con el futuro del 70% de la plantilla «en el aire» al concluir la concesión de algunas vías de Abertis

El Norte
EL NORTEValladolid

UGT ha convocado hoy la celebración de paros parciales durante la Semana Santa, del 28 de marzo al 2 de abril, en las autopistas AP-6, AP-61, AP-51 (Castellana de Autopistas), que conforman el conglomerado de vías de peaje desde Madrid a Ávila y Segovia, así como en la AP-71 (Aulesa), que une León y Astorga. La justificación es el bloqueo del convenio colectivo, cuyas negociaciones no han dado frutos durante los últimos 17 meses, según ha informado el sindicato. A este escenario se suma la «incertidumbre empresarial», con el futuro del 70 por ciento de los 1.700 trabajadores de Abertis en España «en el aire», ya que concluye la concesión de algunas vías del grupo. Las dos empresas que gestionan estas vías en la Comunidad son filiales de Abertis.

La huelga se desarrollará desde el día 28 de marzo hasta el 2 de abril, con paros parciales comprendidos por franjas horarias. En las actividades organizadas por turnos se realizará de 11 a 14 horas; de 14 a 17 horas; y de 22 a 1. horas. En actividades con jornada partida, entre las 12 y las 15 horas.

En aquellas actividades que tengan varios turnos de trabajo, la finalización de la huelga tendrá lugar una vez terminado el último turno, aunque se prolongue después de las 00.00 horas del día 2 de abril.

El objetivo de UGT es alcanzar un acuerdo que «impida el decaimiento del actual convenio», en su fase final de ultraactividad, y que asegure las condiciones de trabajo a los más de 1.700 profesionales que, en la actualidad, trabajan en las autopistas españolas del Grupo Abertis. El sindicato hace un llamamiento «especialmente» en este momento, en el que la entidad ha recibido ofertas públicas de adquisición (OPAs) por parte de Atlantia y Hochtief y que, finalmente, tendrán como consecuencia la «desmembración» de Abertis.

«Nunca ha existido un escenario tan negativo para los trabajadores de autopistas en España, pues al bloqueo del convenio se une la incertidumbre del fin de la concesión en algunas de las autopistas que gestiona Abertis», si bien son todas fuera de Castilla y León.

UGT también ha criticado la «absoluta incertidumbre», agravada por la «ausencia de un modelo homogéneo y consensuado» para la financiación y gestión de las autopistas, y que el actual Ejecutivo «no parece que está en disposición de resolver». A su juicio, Abertis «parece estar empeñada en que el tránsito de las empresas en España a un nuevo grupo, que aún está por confirmar, se haga en ausencia del convenio colectivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos