La Conferencia de Alcaldías y Presidencias de Diputación echa a andar

Constitución de la Conferencia de Alcaldías y Presidencias de Diputación de Castilla y León, este viernes en la sede de la Junta en Valladolid/
Constitución de la Conferencia de Alcaldías y Presidencias de Diputación de Castilla y León, este viernes en la sede de la Junta en Valladolid

El nuevo órgano de cooperación multilateral aspira a «vertebrar» Castilla y León

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

Castilla y León ya cuenta con su particular Conferencia de alcaldes y presidentes de Diputación, un órgano creado a imagen y semejanza (regional) de la Conferencia de Presidentes autonómicos que puso en marcha el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2004. «Este 12 de abril de 2019 ha quedado constituida», ha señalado Alfonso Polanco, alcalde de Palencia, presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP) y nuevo vicepresidente del foro recién creado. «Todos los alcaldes de ciudades, pequeños municipios y presidentes de Diputaciones nos sentimos representados en un órgano donde la participación y la cooperación pueda suponer una mejora en la calidad de vida de todas las personas que viven en nuestra comunidad. Las entidades locales hemos sido reconocidas y jugaremos un papel importante en el desarrollo de los servicios públicos y la vertebración de la comunidad autónoma», ha señalado Polanco.

La vertebración es un concepto clave en el desarrollo de este órgano de cooperación multilateral. «Los distintos gobierno de esta comunidad han intentado crear sentido de comunidad», ha recordado José Antonio de Santiago-Juárez, vicepresidente de la Junta y consejero de Presidencia. «Eso cuesta. Siempre digo que esta comunidad será una auténtica comunidad cuando los ciudadanos de León disfruten del éxito de la Seminci de Valladolid. O cuando los ciudadanos de Palencia se alegren por un ascenso del Real Valladolid. O cuando los zamoranos disfruten de los éxitos del equipo de baloncesto de Palencia. Se trata de ayudar a vertebrar la comunidad y favorecer las políticas que afectan a todos los ciudadanos. Por eso la hemos puesto en marcha».

La Conferencia de Alcaldías y Presidencias de Diputación buscará soluciones a problemas que se han cronificado en Castilla y León, como sucede con la sangría demográfica. «Hay que elaborar planes para luchar contra la despoblación, pero debemos hacerlo entre todos, desde el municipio más pequeño al más grande. No es un problema de despoblación en un trozo del territorio, sino en el territorio entero», ha subrayado José Antonio de Santiago-Juárez.

La financiación también será objeto de análisis en la Conferencia recién constituida. «Normalmente, las comunidades solo dan participación a los ayuntamientos en los tributos propios, no en los cedidos. Los municipios, las entidades locales, exigen más, como nosotros exigimos más a Madrid. Juntos lo podremos conseguir», ha confiado el vicepresidente de la Junta.

El nuevo foro abordará igualmente la ordenación del territorio. «Hay municipios que han avanzado mucho y otros no han avanzado nada. No es un problema de ideología, ni de color político», ha expuesto De Santiago-Juárez. La Conferencia propiciará que los eventos culturales de una ciudad puedan extenderse por otras localidades para atraer más turismo.

La Conferencia de Alcaldías y Presidencias de Diputación se reunirá una vez al año de forma ordinaria y, extraordinariamente, cuando lo aprueben dos tercios de sus integrantes. Está compuesta por el presidente de la Junta de Castilla y León, el presidente de de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), el titular de la Consejería de Presidencia, los alcaldes y alcaldesas de municipios que tengan la consideración de unidades básicas de ordenación del territorio urbano (actualmente, las capitales de las nueve provincias, Medina del Campo, Aranda de Duero, Miranda de Ebro, Ponferrada y Benavente), los presidentes y presidentas de las Diputaciones Provinciales y un vicepresidente de la FRMP.

Al acto de constitución no han acudido ocho alcaldes y cuatro presidentes de Diputaciones, unas ausencias que ha justificado el consejero de Presidencia por cuestiones de agenda. «Es normal. En Burgos, por ejemplo, había pleno. La ley recoge que son puestos indelegables, salvo en casos de grave enfermedad o bajas por paternidad o maternidad. No cabe sustitución. Pasa lo mismo en la Conferencia de Presidentes autonómicos. En nuestro caso, queríamos dejarla ya constituida para que su continuidad resultase más fácil. No ha sido posible casar agendas, pero todos los que han podido venir se han felicitado por una iniciativa que consideran muy positiva».