La violencia en las aulas, a juicio en el Ciclo de Justicia de El Norte

Nuria Martínez y José María Avilés. /EL NORTE
Nuria Martínez y José María Avilés. / EL NORTE

Palencia acoge este miércoles 13 de febrero, a las 17:30 horas, las ponencias del profesor José María Avilés, pionero en el estudio del 'bullying', y de la periodista Nuria Martínez, del movimiento Jupsin (justicia, psicología e información)

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

Agredir a un profesor o a un compañero de clase es delito pero los integrantes de la comunidad educativa parecen desconocer que los conflictos graves de convivencia en las aulas tienen una respuesta penal y pueden terminar en los tribunales. Aunque en el último año los casos de acoso escolar o 'bullying' tienen menos presencia en los medios de comunicación, ello no quiere decir que no se sigan produciendo extorsiones, amenazas y violencia física entre iguales. Situaciones límite que, en los casos más extremos, terminan en el suicidio de los escolares o con enfermedades como la anorexia y la bulimia. Por lo general, son las víctimas y no los agresores los que terminan por marcharse del colegio, muchas veces, ante la falta de respaldo de los equipos directivos de los centros y de los claustros de profesores, que miran hacia otro lado.

Según los últimos datos estadísticos hechos públicos por la Junta de Castilla y León, correspondientes al curso 2017-2018, el número de casos de acoso detectados en la comunidad descendieron, pero van en aumento las faltas de respeto entre los alumnos. El informe del Observatorio, hasta noviembre de 2018, recogía 41 casos de acoso, frente a los 47 de 2016-2017 y los 56 de hace tres ejercicios. Por el contrario, los alumnos implicados en incidentes contra la convivencia aumentaron y afectaron al 2,68% del total de los alumnos (9.382), mientras que en el curso anterior este porcentaje se situó en el 2,42%. Los problemas de reincidencia, falta de respeto y ciberdelincuencia se concentran en los dos primeros cursos de la ESO y entre los chicos, que suponen tres de cada cuatro casos. En el presente curso se está incidiendo en extender en los centros educativos las prácticas restaurativas, una herramienta que contempla actuaciones con todo el alumnado y, especialmente, con el agresor, mediante programas de mejora de la competencia personal a través de un acuerdo educativo en el que puede participar la familia del alumno violento.

De la convivencia escolar en Castilla y León y de las herramientas para reducir la violencia en las aulas hablarán los ponentes invitados a la mesa monográfica que se celebrará este miércoles 13 de febrero en Casa Junco de Palencia a las 17:30 horas. El doctor en Psicología José María Avilés Martínez es profesor en el Departamento de Psicología de la Facultad de Educación y Trabajo Social de la Universidad de Valladolid. Psicólogo y orientador en el IES Parquesol de Valladolid, es uno de los pioneros en la investigación del maltrato entre iguales, leyó una de las primeras tesis doctorales sobre 'bullying' en España y es miembro como experto del Observatorio para la Convivencia Escolar de Castilla y León. Tiene múltiples publicaciones en revistas científicas nacionales e internaciones y manuales y monografías, como Proyecto Antibullying (2015) en CEPE (Madrid), 'Educar en las Redes Sociales. Programa PRIRES' (2018) en Desclée de Brouwer (Bilbao) y la última, 'Los Sistemas de Apoyo entre Iguales (2019) en Graó (Barcelona) que acaba de salir a la luz. Es habitual consultor educativo en prensa, redes sociales, radio y televisión.

La periodista Nuria Martínez Moreno es una de las integrantes del proyecto denominado Movimiento Jupsin (justicia, psicología e información) contra el acoso en las aulas. Experta en periodismo científico, desde 2004 puso en marcha su propio proyecto, Taller Activo de Comunicación, y participa en Jupsin.com, desde su creación en 2016, como responsable de proyectos 'off line' como el libro 'Todos a una contra el acoso escolar' y el diseño y puesta en marcha de cursos de formación para todos los agentes que participan en la comunidad educativa: padres, profesores y alumnos.

El acto, con entrada libre hasta completarse el aforo, cuenta con el patrocinio de Banco Santander y Registradores y con la colaboración del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ), los Consejos de la Abogacía y Procuradores y las universidades de Castilla y León.