Los expertos abogan por rebajar la edad penal cuando los menores cometen delitos mayores

El fiscal Avelino Fierro y el magistrado José Luis de Castro, en el Colegio Fonseca, minutos antes de su intervención en la mesa del ciclo de justicia. /M. Á. Laya
El fiscal Avelino Fierro y el magistrado José Luis de Castro, en el Colegio Fonseca, minutos antes de su intervención en la mesa del ciclo de justicia. / M. Á. Laya

El fiscal coordinador de Castilla y León, Avelino Fierro, y el juez central de Menores la Audiencia Nacional, José Luis de Castro, plantean en Salamanca «otra vuelta de tuerca» sobre la legislación especial

M. J. PASCUALSalamanca

Es urgente dar una «vuelta de tuerca» a la Ley del Menor, indican los expertos, pero tiene que ser una revisión «sosegada» y no en caliente como respuesta a los últimos sucesos protagonizados por jóvenes y menores de edad que han golpeado, esta vez directamente, en el corazón de Castilla y León. El fiscal coordinador de Menores de Castilla y León, Avelino Fierro, que rara vez se muerde la lengua, tampoco lo hizo ayer: hay que superar el «buenismo legislativo» que ha rodeado la Justicia de Menores en sus sucesivas reformas y aplicar la ley «de manera contundente pero siempre proporcionada» a la gravedad del hecho. Se mostró partidario de rebajar la edad de la responsabilidad penal y que empiece a contar a los 12 años y no a los 14, como ocurre en la actualidad. El matiz lo puso el magistrado responsable del Juzgado Central de Menores de la Audiencia Nacional, José Luis de Castro Antonio, quien indicó que está a favor de rebajar la edad penal cuando el menor haya cometido delitos «especialmente graves», como el asesinato o la violación. Si bien consideró que se tendrá que pactar, por parte de los legisladores, la edad que sería la conveniente.

En la mente de los asistentes ayer a a la penúltima mesa del VI Ciclo de Justicia El Norte de Castilla-Santander, planeó el crimen de la joven zamorana Leticia Rosino Andrés, asesinada hace pocos días a pedradas por un chico de 16 años, vecino suyo en Castrogonzalo.

Para el fiscal coordinador de Menores de Castilla y León, Avelino Fierro, que dice estar en contra de la «exasperación penal para contentar a la sociedad y ganar votos», la Ley del Menor no necesita reforma, porque la última, de 2006, «se hizo y no de buena manera, ya que existe un buenismo publicitario, oficial y legislativo» que hay que revisar. A su juicio, tiene que restaurarse el derecho de los padres de corregir a los hijos. «¡El cachete no es maltrato!», y lo sostiene a sabiendas de que es una afirmación políticamente incorrecta. «Los padres pueden y deben corregir a sus hijos y también tienen que poder revisar los ordenadores, que les tienen idiotizados. Está mal entendido el derecho de los menores a la inviolabilidad de sus comunicaciones». Porque, y en este axioma se basa la Justicia de Menores, «siempre, por encima, está el interés superior del menor». Fierro indicó que ello no es más que lo que solían decir los padres antaño, «lo hago por tu bien».

El malo de la película

Reconoce que el papel del fiscal de menores es ser «el malo de la película», y que su tarea es «una esquizofrenia, porque se tiene que conjugar la protección del menor con la accion penal: por una parte, no se puede perjudicar su desarrollo, pero tampoco prescindir del castigo».

Un rasgo común que detecta la Físcalía en los comportamientos de los jóvenes –y pone de ejemplo el fenómeno de Operación Triunfo para ilustrarlo– es lo que denominó «la nueva cultura criminógena: que consiste en querer el triunfo sin poner medios ni esfuerzo».

Las tecnologías y su uso por parte de los menores (víctimas y verdugos) fue otro de los 'leit motiv' de la jornada jurídica de Salamanca. Denota la Fiscalia una enorme adicción a móviles, teléfonos, tabletas y todo tipo de 'gadgets' que no garantizan el aprendizaje ni tampoco les enseña a los menores a relacionarse. «Los adolescentes se esconden tras la pantalla, no es lo mismo pedir perdón mandando un wathsapp que sentarse frente a un amigo y pedirle perdón pasándolo mal. Comunicarse es fundamental para su crecimiento personal», insistió Fierro.

Por las mañanas a las ocho y media de la mañana, relató, de camino a la Fiscalía leonesa, donde trabaja, hay dos colegios, En la puerta, «un menor con un petardo de marihuana y dándole al pulgar. No sé cuál de las dos adicciones es peor».

Su conclusión es que la ley es técnicamente correcta, las medidas que propone, también, aunque se precisan más medios. Los ha pedido ya la fiscal superior de Castilla y León, como que se implante un servicio de guardia para tardes y fines de semana, pues las oficinas de la Junta, que tiene la competencia en materia de protección de menores, cierran a las tres de la tarde.

18 expedientes de menores yihadistas

No quiso el magistrado José Luis de Castro ser «alarmista» pero sí puso de manifiesto que durante el pasado año ha tenido sobre su mesa 18 expedientes sobre menores relacionados con el terrorismo yihadista. «No se trata de generar alarma, pero sí es necesario establecer mecanismos de prevención y darle una respuesta judicial», indicó el magistrado. Desde hace cinco años, se ha detectado por su departamento que estos jóvenes, cada vez más jovenes, están integrados en organizaciones terroristas, que son captados a través de las redes para ir a Irak o Siria. Su primer contacto son las páginas por Internet: les presentan un paraíso, pero la realidad es que los chicos terminan por convertirse en mártires y las chicas, en esclavas sexuales. «Cuando trabajas con ellos ves su doble condición de víctimas y verdugos», explicó. La mayoría de estos casos, indicó el magistrado, «acaban siendo sobreseídos o archivados, pero es una realidad que no podemos perder de vista». Las edades: 16 y 14 años. Para De Castro, la escuela tiene que ser un medio para detectar estas conductas.

El ciclo de justicia volvió a contar con el patrocinio del Banco de Santander, los Registradores de Castilla y León y el bufete Negotia, así como con la colaboración de la Universidad de Salamanca y los colegios de abogados y procuradores.

 

Fotos

Vídeos