Castilla y León, en tercera posición en cobertura de enfermeros pero por debajo de Europa

Dos enfermeras preparan una camilla en el Hospital General de Segovia. /A. TORRE
Dos enfermeras preparan una camilla en el Hospital General de Segovia. / A. TORRE

La comunidad está entre las cinco autonomías en las que más agresiones sufren estos profesionales

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

Aunque Castilla y León se sitúa por delante de la media nacional y en un destacable tercer puesto en cuanto al número de enfermeros por habitantes, sus cifras –de 689 por dicha población– la posicionan por debajo de la Europa (852) y por detrás de países como Eslovenia, Malta y Holanda y, desde luego a gran distancia, de Dinamarca, Finlandia o Alemania.

El Consejo General de Enfermería presentó ayer en Madrid el trabajo 'Radiografía de la situación de los cuidados enfermeros en España', un estudio realizado por el Instituto Español de Investigación Enfermera del Consejo General de esta profesión sobre la situación en España de estos cuidados.

La primera de las variables analizadas en el estudio son las ratios de enfermeros que hay en España que presenta una media de 532 titulados por cada 100.000 habitantes y tiene, por tanto, un 38% menos que la media total de sus socios comunitarios y posiciona a España la quinta por la cola, empatada con Bulgaria y solo por delante de Letonia (490), Chipre (412) y Grecia (341). El estudio incluye una estimación progresiva analizando la proyección poblacional hasta llegar a 2028, un año en el que dicha carencia de enfermeros ascendería a 179.690 profesionales.

Para la profesión también «es crucial desarrollar de forma definitiva todas las especialidades. Aprobadas hace 14 años, solo se ha desarrollado de forma completa la Obstétrico-Ginecológica (matrona). De las otras seis establecidas, en Cuidados Médico-Quirúrgicos que estaba prevista, «hoy por hoy, es inexistente: no tiene aprobado su programa formativo».

Oposiciones

Por otro lado, el Consejo de Enfermería de Castilla y León ha denunciado que el tipo de examen y los temas de la oposición celebrada el domingo, con 1.754 plazas, «no se ajustan a la realidad de la profesión», con más preguntas sobre medicina y legislación que sobre cuidados, de lo que responsabiliza a la Junta.