Los castellanos y leoneses se situan entre los españoles que menos cobran

Trabajador castellano y leonés /Emilio Naranjo
Trabajador castellano y leonés / Emilio Naranjo

La comunidad es ya la segunda autonomía en nivel salarial según un informe de Infoempleo y Grupo Adecco

EL NORTE

La retribución media de un trabajador en Castilla y León se sitúa en los 20.969 euros brutos anuales, un 1,3% más que hace un año, según ha informado Ical. La comunidad es, por lo tanto, la segunda autonomía con menor nivel salarial, solo por detrás de Cantabria -con 19.610 euros.

El salario de los castellanos y leoneses se sitúa muy por debajo de la media de España, que asciende a 23.812 euros brutos al año -una cifra que supone, sin embargo, una reducción del 5% con respecto a la ofertada en el ejercicio anterior.

Según el informe producido por Infoempleo y Grupo Adecco -que ha sido extraído de los datos de las ofertas de empleo publicadas en el último año y varias encuestas dirigidas tanto a empresas y profesionales- la retribución media anual más elevada entre las autonomías es la de Cataluña, donde se percibe un promedio de 26.421 euros y le siguen País Vasco, con 24.162 euros, Galicia, con 23.846 euros, y la Comunidad de Madrid, con 23.506 euros.

La mayoría de comunidades, como Extremadura (23.409 euros), Andalucía (22.938 euros), Comunidad Valenciana (22.492 euros) o Canarias (22.367 euros), se situa, sin embargo, en la franja entre los 22.000 y 23.000 euros.

En la franja de los 21.000 euros se sitúan Baleares (21.913 euros), Navarra (21.893 euros), La Rioja (21.586 euros), Murcia (21.443 euros), Asturias (21.401 euros), Castilla-La Mancha (21.339 euros) y Aragón (21.040 euros).

El salario medio en España se sitúa en 23.812 euros brutos anuales. No obstante, durante el último año, el salario medio de los hombres alcanzó los 25.044 euros brutos anuales, que es un 18% superior al de las mujeres (21.229 euros), con una diferencia de 3.815 euros anuales. Además, la brecha salarial por formación puede alcanzar los 12.144 euros, que es la diferencia que existe entre el sueldo de un trabajador con máster (29.706 euros) y el de uno sin estudios (17.562 euros).

El informe indica asimismo, que en el último año las organizaciones en España han seguido ampliando sus plantillas. En todo caso, un 42% de los encuestados afirma que el salario ofrecido en la nueva empresa es inferior al de los trabajadores que llevan cinco años o más, mientras que tan sólo un 7,7% afirma que es superior. Con respecto a los trabajadores que ya formaban parte de la empresa, el 24,73% ha visto congelado su salarios; el 51,24% ha observado una subida; y el 3,18% los ha reducido. Además, el 69,8% de los trabajadores, por su parte, no se siente suficientemente remunerado en su trabajo.

El salario medio de una persona que lleva menos de un año en una empresa es de 20.151 euros, mientras que el de otra cuya antigüedad es superior a diez años es de 29.083 euros para el mismo puesto. Esto supone una brecha salarial que supera los 8.500 euros (un 30,72 por ciento de diferencia). Es en el área de dirección y gerencia donde se alcanzan los mayores salarios: 45.186 euros. Le siguen el área tecnológica, informática y de telecomunicaciones (30.613 euros), el área legal (28.761 euros) y la de marketing, comunicación y contenidos (26.115, euros).

Bajando al detalle de los datos nacionales, el puesto de trabajo mejor retribuido en la categoría directiva es el de director general, con un sueldo medio de 93.250 euros; en la categoría de mandos intermedios son los jefes de consolidación, con 62.000 euros; en la categoría de técnicos son los dermatólogos con 72.122 euros y en la categoría de empleados son los maquetistas, con 59.494 euros.

El estudio afirma, además, que uno de cada tres trabajadores percibe una parte de su salario en forma de remuneración variable y que el 19,79% de las empresas ofrece seguro médico privado como parte del salario en especie. Respecto a lo que más valoran los trabajadores, en primera posición se encuentra el seguro médico privado (36,95%), seguido de las dietas y desplazamientos (32,68%) y la formación externa (26,29%).

En cuanto a las previsiones de futuro, el 60,42% de las empresas asegura que aumentará en 2020 la retribución de sus empleados, frente al 39,58%que no lo hará. De aquellas que sí subirán los sueldos de sus trabajadores, el 29,14% cree que serán los profesionales del área comercial y de ventas los que más se beneficien de esta subida.

Al ser preguntadas por un futuro a medio plazo y con el foco puesto en 2025, el 66,08% de las empresas cree que entonces se habrán recuperado los niveles salariales perdidos durante la crisis económica, frente al 33,92% que opina que en los próximos 6 años aún no lo habremos conseguido.