Las carreteras de Castilla y León registraron 164 muertos en 2017

Accidente en la autovía A-66 a la altura de Villamañán (León)./Campillo/Ical
Accidente en la autovía A-66 a la altura de Villamañán (León). / Campillo/Ical

5.877 personas resultaron heridas en los 4.345 accidentes de tráfico registrados en la comunidad

El Norte
EL NORTEValladolid

El número de fallecidos en accidentes de circulación bajó en Castilla y León el año pasado respecto al anterior al contabilizar 164 muertos frente a los 175 de 2016, es decir, once menos, según los datos de la DGT.

Si en 2015 las carreteras de Castilla y León dejaron 181 muertos, en 2016 se redujo en 17 al contabilizar 175, una tendencia que también ocurrió en 2017 al registrar 164 muertos; con la distracción como factor concurrente en el 32 por ciento de los accidentes en vías interurbanas.

Según los datos facilitados por la DGT en Castilla y León, además 5.877 personas resultaron heridas en los 4.345 accidentes de tráfico registrados en 2017 en la comunidad, de los que el 51% fueron en vías interurbanas, donde se produjeron el 83% de las víctimas mortales, es decir 136, con 94 muertos en vías convencionales; y otros 28 en vías urbanas.

En 2017 fallecieron en la comunidad seis ciclistas, veinte motoristas, diecinueve peatones y un conductor de ciclomotor; y en cuanto al perfil del accidentado aumentaron los fallecidos entre 35 y 44 años, que pasaron de 26 a 31, y bajaron los mayores de 45.

Por provincias, en Ávila fallecieron once personas en accidentes de tráfico en 2017 (12 en 2016 y 16 en 2015); en Burgos 31 (36 y 32); en León 22 (25 y 39); en Palencia 13 (13 y 6); en Salamanca 15 (10 y 17); en Segovia 10 (16 y 16); en Soria 11 (19 y 10); en Valladolid 27 (24 y 24); y en Zamora 24 (20 y 21).

En el conjunto del país, la siniestralidad vial subió el pasado año por cuarto año consecutivo, con 1.830 fallecidos en las carreteras y en las ciudades contabilizados a treinta días, 20 más que en 2016, y casi la mitad (el 46%) fueron motoristas, ciclistas y peatones, ha explicado hoy en rueda de prensa el director general de Tráfico, Pere Navarro.

El número de muertos se redujo en Andalucía, Canarias, Castilla y León, Galicia, Comunidad Valenciana y País Vasco y se mantuvo igual que el año anterior en Extremadura.

Donde más víctimas mortales se registraron fue en Andalucía, con 305 fallecidos, dos más que el año anterior, seguida de Cataluña, con 283, uno más, y Comunidad Valenciana, con 176, cuatro menos que en 2016.

A parte de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde menos víctimas mortales se produjeron fue en Cantabria, con 22 muertos, uno más que en 2016; La Rioja, con 26 (uno más), y Navarra, con 29 (tres más).

Por provincias, Barcelona fue la que tuvo mayor siniestralidad vial, con 145 fallecidos (14 más que en 2016), por delante de Madrid, con 125 (cuatro más) y Valencia, con 73 (cuatro más).

En el lado opuesto, en Ceuta y Melilla se registraron dos muertos en cada una de ellas y en Ávila, Álava y Soria, 11 en cada una.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos