Carnaval 2018

Disfraces, música, pasarela y mucha diversión

Centenares de personas y familias presenciaron el desfile desde su inicio hasta su fin./R. J.
Centenares de personas y familias presenciaron el desfile desde su inicio hasta su fin. / R. J.

180 niños desfilaron ayer en el evento organizado por el Ayuntamiento de Valladolid y conducido por la actriz de Kull d'Sac Beatriz en la Cúpula del Milenio

Ó. SJ. H.Valladolid

Cúpula del Milenio. 17:30 horas de la tarde. El bullicio y el calor dominan el ambiente en una tarde lluviosa de domingo. Lluviosa a ratos, ajetreada y, para variar, con tintes de magia, color y sorpresa. La sorpresa que da el disfraz. El Capitán Garfio, que ya se dejó caer el sábado por el recinto, volvió ayer a la carga con distinto rostro y mismo perfil. Junto a él, Spiderman se multiplicó y tan pronto estaba en un extremo como en el otro del iglú de colores mientras varios clones de Superman correteaban a los pies del escenario entre Blancanieves, la Pantera Rosa, la Tortuga Ninja o algunos de los piratas más intrépidos nunca vistos en las inmediaciones de la plaza del Milenio.

Todos ellos se dieron cita para ver quién se llevaba el premio al mejor disfraz en el concurso infantil organizado por el Ayuntamiento de Valladolid como parte de las numerosas actividades del domingo de carnaval, un domingo multitudinario en cuanto a asistencia. El desfile en sí tuvo su magia. Fue un continuo marchar de personajes (cada uno a su manera, caracterizado según su gusto y preferencia) sin alfombra roja, sin fotógrafos de moda y sin el ego de los grandes eventos, aunque no por ello resultó pequeño. En absoluto.

Centenares de niños acudieron una vez más con sus familias para enseñar sus mejores galas o sus mejores trapos, según se mire y según se pregunte a uno u otro, con la intención última de pasárselo lo mejor posible y, si la suerte así lo dictaba, irse a casa con algún regalo de más. Lotes no faltaron para ello, cortesía de El Corte Inglés de Valladolid y del Real Valladolid Club de Fútbol, que pusieron su gentileza al servicio de una semana para el disfrute y fueron los encargados de ofrecer los regalos a los ganadores.

El evento en sí se convirtió en un lento goteo de participantes que ya desde las 16:30 horas comenzaron a inscribirse en el mostrador montado a tal efecto en una de las puerta que daban al exterior del recinto multiusos. Allí contabilizaron a los cerca de 200 chavales que demostraron su espíritu participativo sumándose a la iniciativa. Una iniciativa que, como bien apuntó al presentadora y conductora del desfile, la actriz de Kull d'Sac Beatriz, «hay que cuidar porque si no terminan desapareciendo». Y vaya si lo cuidaron.

Ella empezó presentando y comentando un desfile cuya cola de espera daba la vuelta casi completa al recinto, pero terminó animando la entrega de premios ante un auditorio repleto donde no cabía ni un alfiler. En total fueron 180 niños, de los cuales únicamente cuatro obtuvieron el beneplácito de un jurado compuesto esta vez por la concejala de Educación e Igualdad del Ayuntamiento, María Victoria Soto, el director general del Real Valladolid, Jorge Santiago, y Charo Arconada, de la Fundación Municipal de Deportes.

El ganador en categoría individual fue un logrado hombre árbol a quien entregó un bono de El Corte Inglés y equipación del Real Valladolid Charo Arconada. En individuales, hubo tres menciones especiales que fueron una «excepción» por lo logrado del resultado: el inspector Gadget, que conquistó al público por delante incluso de un escudo al detalle de la ciudad de Valladolid muy aplaudido, Transformer y la Sirenita. Pero no quedó ahí la cosa. En la categoría por parejas, los Cazafantasmas cazaron un premio especial entregado por Jorge Santiago y en la categoría de familia, lo hicieron los escoltas de la reina.

 

Fotos

Vídeos