La Prehistoria más divertida en Palencia

La peñista Inma, de El Ruedo, con su espectacular traje de globoflexia, desfile en una carroza./
La peñista Inma, de El Ruedo, con su espectacular traje de globoflexia, desfile en una carroza.

Dinosaurios gigantes y un visual espectáculo de globoflexia protagonizan el desfile festivo por la ciudad

RICARDO SÁNCHEZ RICO

Palencia es una ciudad envejecida, lo dicen las estadísticas del INE, pero tanto como para encontrarse con un brontosaurio, un mamut o un triceratops en la Calle Mayor... Pues no. Prehistóricos no somos en esta ciudad, aunque por la principal arteria de la ciudad sí que paseaba un grupo con ropas de hace 130 años, algo decían de un tal colegio Jorge Manrique que estaba de conmemoración. Había también un señor con bigotito, bajito y con traje militar, con cara de muy malas pulgas (dicen que anda de uñas con el alcalde, por algo de una medalla que le quieren quitar) y que retrotraía al público a décadas cavernosas, igual eran esas las cavernas que buscaban los dinosaurios.

El INE dirá lo que quiera, pero este sábado en Palencia ha habido diversión como si todos fuéramos púberes, contagiados por el colorido, por la animosidad y la vistosidad de un desfile de carnaval en el que tomaron parte un millar de personas entre los grupos de disfraces a concurso, las asociaciones de vecinos de los barrios, las peñas y las animaciones contratadas por el Ayuntamiento que hicieron salir a las calles de la ciudad a otros miles de palentinos en una tarde-noche en la que, según el edil de Festejos, Sergio Lozano, se había destinado buenos dineros del presupuesto al buen tiempo.

El desfile de Carnaval ha partido con cierto retraso de la plaza San Pablo. Tenía previsto la salida a las 19:00 horas, pero la concentración de tan elevada cifra de figurantes, disfraces y grupos concursantes, así como la dificultad para subir a una carroza con forma de paloma a Inma, peñista de El Ruedo que se brindó voluntaria para portar un espectacular traje de globoflexia confeccionado por uno de los mejores del mundo en tal arte, Guillermo de madre palentina, demoró el arranque. Pero la espera mereció la pena, con voluntarios de Patinando por Palencia arropando con estelas de globos la carroza.

Durante el recorrido por la Calle Mayor hasta llegar a la plaza de Pío XII, donde se había instalado una carpa por si el tiempo no estuviese de parte del desfile, asociaciones de vecinos, peñas, colegios y palentinos a título individual participaron en el recorrido, que este año contaba además con la participación de un grupo de 70 jóvenes procedentes de Austria, Reino Unido, Bielorrusia y Rumania, que se encuentran en Palencia realizando estudios con becas Erasmus. Prehistóricos dicen... Jaaa!! Si por allí andaba Darth Vader junto a sus soldados del Imperio, que encabezaban el desfile. Muy cerca, Cruella de Vil y sus dálmatas no 101, pero sí unos cuantos del colegio Padre Claret, y también Cervantes con Don Quijote, Sancho Panza y molinos, no de La Mancha sino de la avenida de Madrid. Mexicanos de Allende el Río, cabezas de animales disecadas, la familia Troll, la carroza del fondo marino con peces y una concha, y el espectáculo burgalés de Cal y Canto Teatro, con libélulas, rayas, medusas y dragones al vuelo.

Una tribu africana, una carroza con los enanitos de Blancanieves, unos esqueletos con luces led, cartas de la baraja, cuencos de palomitas y cajas de música con bailarinas les seguían, así como Legomanía, paracaidistas y una roulotte hippy con pacifistas a cascoporro. Una carroza con geishas y dragones cerraba el desfile, y tras el recorrido hasta la plaza Pío XII llegó el turno de la entrega de premios.

Mi cole cumple 130 años ganó el premio al mejor grupo disfrazado para el colegio Jorge Manrique; el Adrián, el concurso de bares, y El Capote, el de peñas.

El programa del carnaval seguirá este domingo por la tarde en el pabellón Diego Cosgaya con una fiesta familiar con concurso de disfraces, hinchables y photo call. Un concierto del grupo 4 kantones el lunes, y una fiesta infantil el martes en la carpa de la plaza de Pío XII complementan un programa que tendrá el miércoles, 1 de marzo, otra jornada importante con el entierro de la sardina. Por vez primera, el cortejo fúnebre no saldrá del barrio de San Juanillo, puesto que el punto de origen será la plaza de San Francisco para concluir en el Salón, junto al centro de salud, donde se quemará la sardina.

 

Fotos

Vídeos