El aumento de matriculaciones en verano por la norma de emisiones pasa factura en octubre

Un comercial atiende a un cliente interesado por la compra de un coche./GABRIEL VILLAMIL
Un comercial atiende a un cliente interesado por la compra de un coche. / GABRIEL VILLAMIL

Castilla y León sufrió un desplome de ventas del 14% el mes pasado, pero acumula un crecimiento del 7% en todo 2018

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONA

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos se redujeron el 14,3% en Castilla y León en octubre (6,6% en el conjunto de España) con respecto al mismo periodo del año pasado, hasta las 2.910 unidades. Octubre tuvo un día laborable más que el año pasado, pero pese a este día más de entregas, «el mercado todavía está ajustándose tras el adelantamiento de las compras que provocó la entrada en vigor el pasado 1 de septiembre de la nueva normativa de medición de emisiones WLTP», según explican las patronales de fabricantes y vendedores. Los meses de julio y, sobre todo, agosto registraron incrementos muy elevados de las matriculaciones que ahora se están equilibrando. En el acumulado del año, las ventas en la comunidad autónoma se sitúan en 32.593, lo que supone el 7% más que en los diez primeros meses de 2017 (en España, el aumento es del 10%.

Del total de automóviles vendidos en Castilla y León el mes pasado, 1.795, es decir el 61,6% fueron de gasolina y el 28,6% de gasóleo, unas cuotas que en el conjunto del país fueron del 58,5% y el 32,8%). En el acumulado de enero a octubre, la relación gasolina-diésel es en la comunidad de 56,6%-35,2%.

En lo que va de 2018, las ventas de turismos y todoterrenos diésel se han desplomado el 24,27% en Castilla y León (el 22,08% en toda España) como consecuencia de su anunciado castigo fiscal y a los rumores de vetos de acceso al centro de algunas ciudades.

Los números de Renault

El mes pasado, Renault vendió 5.169 coches, lo que colocó al fabricante francés con fábricas en Castilla y León en quinta posición de una clasificación de marcas que encabezó Peugeot con 7.841. En lo que llevamos de 2018, Renault es tercero con 83.595 unidades matriculadas; mientras que Seat es primero con 92.034. En cuanto a los modelos, son líderes el Dacia Sandero (en octubre), con 2.797 vendidos y el Seat León (en el agregado anual) con 29.945. El Megane que se fabrica en Palencia es quinto más vendido en el año, con 25.266 unidades.

Para Noemi Navas, directora de Comunicación de Anfac, «el mercado se está ajustando poco a poco, tras la distorsión generada por la entrada en vigor del WLTP. El recorte es mayor para empresas y alquiladoras, que tenían más capacidad que el canal de particulares para adelantar compras, pero, aun así, se va moderando».

Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto, explicó que «en verano se adelantaron muchas ventas y, por otro lado, el stock de kilómetro 0 que acumulan los concesionarios ha hecho menos competitivo el vehículo nuevo». «Esta nueva caída de las matriculaciones también nos está anunciando un final de año complicado y un ejercicio 2019 que será duro para los concesionarios, con un mercado estancando e incluso cayendo».

Sin embargo, según el director de Comunicación de Ganvam, Elías Domingo, «los meses de noviembre y diciembre pueden servir para redondear un año con un muy buen comportamiento en la mayoría de los segmentos«.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos