Agricultura actúa en 2.000 kilómetros de reservorios contra los topillos

Un topillo, en un campo de Palencia este verano/A. Quintero
Un topillo, en un campo de Palencia este verano / A. Quintero

Las administraciones han intervenido en 113 municipios durante las últimas semanas y han colocado 1.500 cajas nido con rapaces

EL NORTE

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha subrayado la efectividad de las medidas adoptadas contra la plaga de topillos en 113 municipios y 2.000 kilómetros de reservorios y vías de dispersión. El consejero, Jesús Julio Carnero, ha presidido la reunión del Grupo de Trabajo Interadministrativo contra esta plaga y ha pedido a todas las administraciones «seguir actuando y participando en una estrategia continua e integral» de lucha y prevención del topillo campesino como se está actuando hasta ahora, informa Europa Press.

Otra de las medidas que tienen una «especial incidencia» es, según el consejero, la «lucha biológica», en la que en esta campaña instaladas para aves rapaces. 

Las distintas administraciones que forman parte del Grupo de Trabajo han facilitado los datos e incidencias sobre las medidas puestas en marcha en las provincias de Palencia, Valladolid, León, Zamora y Burgos que, según Carnero, están contribuyendo a «destruir las huras del topillo campesino» y «solamente actuando de esta forma coordinada e integral se pueden proceder de manera activa en tantos municipios y en tantos kilómetros de reservorios y vías de dispersión del topillo campesino», afirmó.

Los datos facilitados por las administraciones, y el seguimiento hecho por los grupos de trabajo provinciales, confirman que «se ha actuado ya en todas las zonas prioritarias lo que está permitiendo luchar y prevenir la presencia de este roedor en esos espacios».

Condicionantes

Desde la Consejería de Agricultura recuerdan que la lucha contra los repuntes poblacionales del topillo campesino son «un asunto complejo» por diversos aspectos como «la rápida capacidad» de reproducción de este roedor, los factores climáticos, la diversidad de ecosistemas donde se reproduce y alimenta y la cubierta vegetal en reservorios y vías de dispersión. La interacción entre todos estos condicionantes influyen a la hora de gestionar una adecuada estrategia de lucha continua e integral.

Dentro de las actuaciones que se vienen realizando, destaca el volteo o arado del suelo agrícola para la destrucción de huras y disminución de la población de topillos situada en zona agrícola.