Aumenta un 37 % la cosecha de cereal y supera los 7,6 millones de toneladas

Aumenta un 37 % la cosecha de cereal y supera los 7,6 millones de toneladas

Una de las mejores cosechas de la década se debe a los altos rendimientos, que llegan a los 4.000 kilos de media por hectárea y a un ligero aumento de superficie: 1,91 millones de hectáreas.

EL NORTE

La cosecha de cereal de 2016 de Castilla y León se encuentra entre las mejores de la década con una previsión de 7,6 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 37 % respecto a la campaña anterior, que fue de 5,5 millones de toneladas, y un 22,5 % superior que la cosecha media de los últimos diez años (6,2 millones de toneladas). Los datos los ha dado a conocer esta mañana en la provincia de Zamora la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, con algo más de la mitad de la superficie cosechada.

Este incremento se debe, en gran medida, a un aumento de los rendimientos medios que se encuentran en torno a los 4.000 kilos por hectárea frente a los casi 3.000 del año pasado, y al ligero aumento de superficie sembrada, que ha pasado de 1,8 millones de hectáreas a 1,9, lo que supone un 2,1 % más, situándose Burgos como la provincia con mayor superficie dedicada al cereal de invierno (el 21 % del total), seguida por Valladolid y Palencia (con el 17 %), lo que supone que, entre las tres, superen la mitad de la producción de Castilla y León.

Esta campaña que está finalizando, y que ya se encuentra con el 70 % de la cebada y el 30 % del trigo cosechado, se ha caracterizado por las buenas condiciones de la siembra, con un invierno lluvioso, más húmedo de lo normal, lo que ha permitido un buen desarrollo de la planta, y por una primavera también más húmeda de lo habitual. Esto ha conllevado un buen desarrollo del cereal aunque algunas zonas han presentado algunos daños por la presencia de hongos y la proliferación de malas hierbas.

En la segunda semana de junio se han alcanzado temperaturas por encima de lo normal y las tormentas con pedrisco de los primeros días de julio han producido daños en algunas zonas de la Comunidad originado un descenso de producción. No obstante, en el conjunto de Castilla y León se superarán los 7,6 millones de toneladas, frente a los 5,5 millones recogidos el año pasado, lo que supondrá el 43 % de la producción de España, tres puntos más que en 2015.