2.362 familias que cumplen, sin ayuda de alquiler para rentas bajas por falta de fondos

Carteles que anuncian el alquiler de pisos./
Carteles que anuncian el alquiler de pisos.

La Junta de Castilla y León abonará 3.473 subvenciones para hogares en riesgo de exclusión, pero la partida de cinco millones de euros no llega para todos los solicitantes que cumplían los requisitos

S. ESCRIBANO

Había cinco millones de euros y se agotaron al llegar al aspirante 3.473. Son las ayudas de alquiler para familias de Castilla y León con rentas bajas o muy bajas, que podían solicitar personas que viven en hogares con menos de 7.455,14 euros anuales.

La partida de cinco millones deja fuera, al agotarse el dinero previsto, a otros 2.362 solicitantes que cumplían todos los requisitos. Son los que se encontraban más cerca de ese tope de 7.455,14 euros, puesto que en las bases que regulan las ayudas se establecía una prioridad para los peticionarios con menos ingresos si había que denegar subvenciones por falta de fondos.

Desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, que dirige Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha instado a esos 2.362 aspirantes que se han quedado sin la ayuda de alquiler para familias en riesgo de exclusión social a que presenten una nueva solicitud a la convocatoria general de subvenciones al alquiler que pondrán en marcha en enero.

Esa convocatoria, a diferencia de la que se programó hace un año, estará abierta también a las personas con baja renta al haber eliminado la Junta el requisito de ingresos mínimos. Las condiciones son diferentes a la línea extraordinaria para hogares en riesgo de exclusión. Es menor el porcentaje de la renta de alquiler que se subvenciona y los beneficiarios deben justificar con una copia del recibo o el ingreso bancario que pagan el alquiler todos los meses para poder recibir la ayuda.

Los 3.473 beneficiarios de la ayuda de alquiler que acaba de resolver la Junta (en un periodo récord, 42 días) recibirán un ingreso que cubrirá la mitad del coste del alquiler de su vivienda durante un año, con un límite máximo de 2.850 euros.

8.850 familias aspiraban a lograr este apoyo económico para mitigar el esfuerzo del pago del alquiler. A las 3.473 que recibirán la ayuda y las 2.362 que cumplían los requisitos que han visto rechazada su solicitud por falta de fondos, se une otro contingente de más de 2.000 que incumplía alguno de los requisitos.