Decálogo de Herrera para mejorar la calidad de la política

Juan Vicente Herrera. /
Juan Vicente Herrera.

J. I. FOCES

El candidato a presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que durante la jornada de este jueves somete su programa de gobierno al examen de las Cortes regionales, situará durante la próxima legislatura el objetivo de la regeneración política por encima de cualquier otro como paso esencial, previo y necesario para que los compromisos económicos, sociales e institucionales que aborda su discurso de investidura estén impregnados, de principio a fin, de una clara voluntad de servicio al ciudadano. En una época marcada por los escándalos de corrupción, que tanto han minado la credibilidad de la sociedad en sus políticos, Juan Vicente Herrera ha propuesto un auténtico decálogo para mejorar la calidad de la política y sus consecuencias en los administrados, especialmente basado en la transparencia, la información y la austeridad en el uso de los dineros públicos.

más noticias

El primer punto de ese decálogo incluye las reformas del Estatuto de Autonomía y del Reglamento de las Cortes regionales para, con la primera, «blindar los avances sociales, fortalecer el papel de las entidades locales e incorporar nuevas exigencias sociales en materia de calidad democrática, abordando la limitación de mandatos de los responsables políticos y de sus aforamientos, la limitación del número de consejeros de la Junta, la adecuación del número de procuradores de las Cortes y su incompatibilidad con la de alcalde de municipio de más de 20.000 habitantes, excluir de un cargo público a quien se le haya abierto juicio oral por un delito de corrupción y el avance en medidas que garanticen mayor vinculación entre electores y representantes públicos». Con la segunda, la del Reglamento, pretende que mayor transparencia en las Cortes, mayor información de la actividad de los parlamentarios, explicación del patrimonio de los procuradores, más controles sobre sus funciones y que trabajen también en enero y julio.

El punto segundo del decálogo de regeneración de la vida política de Castilla y León regulará por ley el ejercicio de la actividad de alto cargo de la Junta de Castilla y León, incluyendo a los directivos del sector público, «e incorporando un código de austeridad y buenas prácticas para todos ellos».

En tercer lugar, la reducción de los cargos directivos de empresas públicos y en endurecimiento de los requisitos para crear estas, a la vez que se obliga a consultar un mínimo de tres ofertas para los contratos menores.

En cuarto lugar, la educación en los valores de la regeneración política, con el compromiso de introducir en el sistema educativo los contenidos éticos y de valores necesarios, teniendo en cuenta «que la defensa de la honestidad y de la transparencia en la vida social y en la política y la lucha contra la corrupción han de ser esfuerzos asumidos y compartidos por toda la sociedad».

El quinto punto del decálogo tiene como objetivo el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación para que puedan ser consultados por los ciudadanos cualesquiera de los aspectos relacionados con la actividad d elas instituciones regionales.

En esta línea, el sexto punto del decálogo recoge la mejora del Portal de Gobierno Abierto de la Junta para, entre otros aspecto, informar puntualmente del grado de compromiso de los objetivos de los servicios públicos autonómicos.

En séptimo lugar, el decálogo facilitará en tiempo real los informes de auditoría y de fiscalización de los órganos de control externo sobre la gestión pública de los entes e instituciones autonómicas.

En octavo lugar, la implantación de los principios de austeridad, eficacia, transparencia y participación en todos y cada uno de los procedimientos administrativos.

El noveno punto del decálogo de regeneración de la vida pública apuesta por la simplificación administrativa, para facilitar a los ciudadanos la comprensión de todas las actividades públicas regionales.

Y en décimo lugar, pero no por ello último, favorecer el diálogo social, el diálogo civil (incluso por ley que garantice la participación de la sociedad civil organizada en las principales competencias de la comunidad) y el diálogo político. Diálogo y más diálogo «como principal guía del desarrollo de todos los asuntos» que tengan que ver con la actividad de la Junta de Castilla y León.

Abstención de Ciudadanos

El candidato del PP a ser investido presidente de la Junta de Castilla y León, se ha garantizado su investidura al frente del Gobierno autonómico al anunciar hoy Ciudadanos su abstención, mientras que el resto de grupos ha mostrado su oposición.

La abstención de Ciudadanos, con cinco procuradores en las Cortes de Castilla y León, facilitará el viernes, por mayoría simple y en segunda votación, en el pleno de las Cortes de Castilla y León, la investidura de Juan Vicente Herrera como presidente de la Junta para un quinto mandato consecutivo.

Jornada vespertina de investidura

 

Fotos

Vídeos