El pueblo gitano de Castilla y León, invisible y discriminado pese a sus avances

Mar Fresno, directora de la Fundación secretariado Gitano en Castilla y León. /
Mar Fresno, directora de la Fundación secretariado Gitano en Castilla y León.

"Hay que reconocer el esfuerzo que están haciendo muchas familias gitanas, de forma invisible, sacando a sus hijos adelante, con acceso al empleo y a la universidad", ha declarado la responsable de la Fundación Secretariado Gitano en Castilla y León, Mar Fresno

EL NORTE valladolid

El pueblo gitano, unas 27.000 personas en Castilla y León, vive mañana un reivindicativo Día Internacional de esta etnia, invisible y discriminado pese a sus muchos progresos, incluso en la definición que de ellos hace el diccionario, y con una imagen social negativa que tanto daño les hace, según EFE.

"Hay que reconocer el esfuerzo que están haciendo muchas familias gitanas, de forma invisible, sacando a sus hijos adelante, con acceso al empleo y a la universidad", ha referido a Efe la responsable de la Fundación Secretariado Gitano en Castilla y León, Mar Fresno.

Un año más, los calé de Castilla y León piden igualdad de oportunidades en educación, vivienda y empleo, y que la crisis, que ha extendido las condiciones de pobreza y exclusión no haga invisibles esas "carencias" del pueblo gitano, "ese estigma, marginación y discriminación" que afecta a sus derechos fundamentales, ha sostenido Fresno.

"A pesar de que se ha avanzado mucho, con ese esfuerzo invisible de muchas familias", la imagen que trasciende de esta etnia sigue teniendo connotaciones "negativas" e incluso la última edición de la Real Academia Española de la Lengua mantiene la acepción "peyorativa" de "trapacero", vinculada "a estafa y engaño", ha recordado Fresno.

Por ello, este Día Internacional del Pueblo Gitano va acompañado en 2015 del mensaje de que no son trapaceros, a la par que rechazan esa "visión estereotipada" e incluso "caricaturizada" que se hace de esta etnia en algunos programas de televisión, que "nada" tienen que ver con la realidad de la mayoría de las familias gitanas.

La Fundación, que está presente en siete de las provincias de la Comunidad, todas menos Soria y Ávila, según ha recordado Fresno, celebra mañana la efeméride con conciertos, ceremonias e izado de la bandera gitana, que por ejemplo lucirá en el Ayuntamiento de Burgos, e incluso los tradicionales partidos de fútbol entre calés y fuerzas del orden.

Han llegado a las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil, la política, estudian en la universidad con casos como el de un joven salmantino estudiante de FP que es uno de los cuatro de Castilla y León que participará en un proyecto Leonardo con una estancia en Irlanda durante tres meses.

Estas son las historias que no trascienden, esa incorporación social al mercado laboral y educativo que no obstante va "a un ritmo más lento" del que se desearía, ha reflexionado Fresno.

Castilla y León es la quinta Comunidad por población de esta etnia después de Andalucía, Madrid, Valencia y Cataluña, y la mayoría de los gitanos se concentran en Valladolid -que es la quinta provincia con más comunidad gitana de España- seguida de Burgos, Salamanca y León, e importantes núcleos en municipios como Aranda, Medina del Campo o Peñafiel.

En cuanto al empleo, Fresno ha calificado de "exitoso" el programa ACCEDER de inserción laboral de la comunidad gitana, que ha propiciado en 2014 un total de 524 contratos en las cinco provincias en las que se desarrolla: Burgos, León, Palencia, Salamanca y Valladolid. En el primer trimestre este programa ha permitido 113 contratos.

Casi la mitad de los contratados han sido mujeres, con una mayoría de gente joven, y de los contratos de 2014, 524 han tenido una duración media de 117 días, y 163 han superado los seis meses.

Todavía son "la minoría más rechazada y peor valorada de Europa", que reivindica en este día internacional mejorar las condiciones de acceso al mercado laboral, mejorar su nivel de instrucción y abordar otras cuestiones que ha acentuado la crisis como la infravivienda, ha resumido Fresno.