Veinte curiosidades sobre la vida y la muerte de Félix Rodríguez de la Fuente

Félix Rodríguez de la Fuente posa con su hembra de halcón peregrino 'Durandal', con la que ganó las Jornadas Internacionales de Cetrería y que le abrió la puerta a TVE./
Félix Rodríguez de la Fuente posa con su hembra de halcón peregrino 'Durandal', con la que ganó las Jornadas Internacionales de Cetrería y que le abrió la puerta a TVE.

¿Sabías que era dentista, odiaba volar, y trabajó como asesor en la película ‘El Cid’?

LILIANA MARTÍNEZ COLODRÓN

Muchos son los que conocen al dedillo la obra de Félix Rodríguez de la Fuente, su amor por los animales, su pasión por la cetrería y su conciencia ecológica. Falleció hace hoy 35 años y tanto su figura como su muerte siguen despertando tanta atención e interés como generó su vida. Su historia está repleta de logros, de esfuerzo y de talento. A continuación, os ofrecemos una lista con las veinte curiosidades más interesante del hombre que dicen que era el español más conocido en su tiempo después de Franco.

más información

-Su segundo nombre era Samuel, como su padre, que era notario, gran aficionado a la lectura y amante del castellano. No era partidario de la escolarización temprana, por lo que educó él mismo a sus dos hijos: Mercedes y Félix. En el año 1938, ya con diez años, comenzó la educación reglada en los Sagrados Corazonistas de Vitoria.

-Su afición por la naturaleza comenzó en las excursiones campestres que realizaba en su localidad natal, Poza de la Sal. En una de ellas observó como un halcón capturaba un pato, y ahí nació su pasión por la cetrería.

-Gracias a la cetrería, y seguramente a su desparpajo, logró enamorar a la que sería su esposa, la madre de sus tres hijas y una fiel colaboradora, amiga y admiradora. La conoció en una fiesta y, según relató ella misma en una entrevista en ABC, «me dijo que tenía halcones, yo le contesté que no me lo creía. Me llevó a su casa de campo y me los enseñó. Yo no sabía nada de eso, era una mujer de asfalto, una mujer de París».

-Félix Rodríguez de la Fuente se licenció en Medicina por la Universidad de Valladolid. Tal vez la falta de interés académico le llevó a no ser un buen estudiante, pero su inteligencia y su facilidad de palabra le hizo destacar en las pruebas orales, donde logró las más altas calificaciones. En 1957 se graduó en Estomatología en Madrid y consiguió el Premio Extraordinario Landete Aragó, que lleva el nombre del pionero de esta especialidad en España. Su única incursión en el ámbito laboral dentro de la especialidad que había estudiado fue un trabajo que realizó en 1958 en una consulta odontoestomatológica del doctor Baldomero Sol, primero en prácticas y luego como colaborador. Dejó este empleo al poco de morir su padre.

-Fue un gran aficionado al deporte. Llegó a ganar el campeonato universitario de 400 metros lisos.

-En 1961 trabajó como asesor de cetrería en la película 'El Cid', rodada en España y con Charlton Heston y Sofía Loren como protagonistas.

-En 1962 el Gobierno español le encargó capturar dos halcones peregrinos para ofrecérselos como regalo al rey Saud de Arabia Saudita, donde viajó para entregárselos. Este monarca le financiaría años más tarde el rodaje de su primer documental, titulado Señores del espacio y dedicado, cómo no, a la cetrería.

-En 1964, y tras ganar una competición de cetrería, Televisión Española le invita a un programa. La pasión y oratoria que demostró en la entrevista, mientras portaba sobre su puño enguantado al imponente halcón, enamoraron al público y a la cadena, que le contrató para colaborar en el programa Fin de semana.

-Con esta hembra de halcón había sido portada de ABC el 21 de octubre de 1964. Este ave rapaz había obtenido la máxima puntuación en las Jornadas Internacionales de Cetrería, que se celebraron ese año en el coto guadalajareño de Loranca de Tajuña. El burgalés llamó a su halcón Durandal, tal vez para rendir un homenaje a la espada de Roldán, paladín y sobrino de Carlomagno. En El Bierzo existe la leyenda de que la espada de Roldán se encuentra en el lago de Carucedo, cerca de Las Médulas. Otra versión apunta a que el caballero leonés Bernardo del Carpio, tras vencer a Roldán, se quedó con la espada con la que sería enterrado a su muerte en Peña Longa, en la localidad palentina de Aguilar de Campoo.

-Fue un defensor a ultranza del lobo. En 1965 consiguió dos lobeznos a los que salvó de morir apaleados en un pueblo. Los crío y estudió ayudado por su mujer. Les llamaron Rómulo y Remo y, según relata su viuda, «con ellos aprendí a ser madre, porque les daba el biberón cada dos horas. Fueron mis primeros hijos». Félix intentó que este animal dejara de ser visto como un enemigo natural del hombre y de la ganadería.

-El alcalde de Poza de la Sal levantó en el municipio una estatua en el lugar donde el naturalista observaba los halcones. «No te preocupes le dijo- porque aunque te mueras en alguna de tus aventuras ya tienes aquí una estatua que ha de permanecer siempre. Ya te puedes lanzar a todas tus aventuras, puedes dormir tranquilo».

-Odiaba volar y se cambió de avioneta porque en la que tenía previsto rodar la carrera de trineos tirados por perros más importante de Alaska había sufrido una pérdida de aceite. Antes de subir al aparato que finalmente sufrió el accidente dicen que comentó en alto: «Qué lugar más bello para morir».

-La noticia de su muerte la dio en Televisión Española Isabel Tenaille, presentadora en ese momento del programa Siete días.

-Su viuda aseguró días más tarde que antes de salir de viaje hacia Alaska, Félix le había firmado un poder. «Fue la primera vez que hizo algo así. Yo creo que tuvo un presentimiento. Anteriormente se había ido en un sinfín de viajes y nunca había pasado nada parecido», argumentó refiriéndose a la firma del documento.

-Marcelle Parmentiere relató pocos días después del accidente que su marido estaba amargado con los problemas económicos que sufría la serie. Incluso, comentó que el burgalés le había comentado que el de Alaska era el último viaje que acometía y que quería tomarse la vida con más tranquilidad, ir al campo, escribir y pasar más tiempo con su familia.

-Uno de los cámaras que falleció al estrellarse la avioneta, concretamente Alberto Mariano Huéscar, ya había sufrió un accidente anterior grabando otro programa con Félix Rodríguez de la Fuente. Estuvo un año de baja.

-Las agencias que informaron de la noticia se confundieron con el nombre del piloto fallecido. Aseguraban que era Peter Lang, de 36 años, cuando su nombre era Warren Dobson, unos de los mejores pilotos de Alaska. Quienes le conocían aseguraban que, tal vez, a una mayor altura se hubiera podido hacer con el aparato, evitando el accidente. También hubo una pequeña confusión con la fecha de la muerte. El accidente se produjo a las 12.30 horas del 14 de marzo, hora local en Alaska y las 23.30 de España (existen once horas de diferencia). Unas horas después, se dio a conocer la muerte en su país natal. Como ya era un nuevo día, llegó a existir la confusión de que había muerto en la jornada del 15 de marzo.

-En el lugar donde cayó la avioneta se erigió una estatua en su memoria. Sin embargo, años más tarde fue destruida para construir una carretera.

-Teodoro Roa y Alberto Huéscar, los compañeros cámaras de TVE que también fallecieron en el accidente junto a Félix Rodríguez de la Fuente, fueron enterrados el 19 de marzo en Fuencarral. Cuando la comitiva llegó al cementerio, comprobaron que por las normas sanitarias de traslados de cadáveres entre países, los ataúdes eran más grandes de lo normal. Familiares, amigos y compañeros tuvieron que esperar durante más de hora y media, y bajo una lluvia torrencial, a que dos enterradores pudieran agrandar las fosas para poder llevar a cabo el enterramiento.

-El mismo año en el que fallecía Félix Rodríguez de la Fuente, el dúo Enrique y Ana lanzaba una de las canciones más exitosas de su carrera: Mi amigo Félix. Este tema siempre estará relacionado con el naturalista, aunque sin lugar a dudas, la música que puso la banda sonora de su vida fue la sintonía de El hombre y la Tierra, creada por el compositor y músico español Antón García-Abril ; autor, entre otras muchas, de las bandas sonoras de series míticas como Anillos de oro, Fortunata y Jacinta o Ramón y Cajal, y películas como Los santos inocentes, Segunda enseñanza o La ciudad no es para mí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos