«Queremos ser parte de tu vida y de la de los tuyos»

Fachda del edificio de El Norte en Valladolid. /
Fachda del edificio de El Norte en Valladolid.

Un vídeo repasa en siete minutos los 160 años del decano de la prensa

TERESA DE LAPUERTA

Un barquito hecho con papel de periódico, de nuestro periódico, navega por aguas del Pisuerga. No es grande, ni tiene una estructura prodigiosa pero, a diferencia de otros que acabaron naufragando, él sigue adelante porque conoce el camino como ninguno, porque juega en casa, porque sabe de dónde viene, adónde va y a quién quiere dirigirse.

Con esta toma, que pretende ser a la vez un guiño al pasado y una esperanzada mirada al futuro está grabada a los pies de la Cúpula del Milenio concluye el vídeo conmemorativo del aniversario de El Norte; una obra de arte en miniatura, mezcla de hemeroteca y de sentimiento, que resume los 160 años de vida del decano de la prensa española. Son también los últimos 160 de nuestras vidas. «Queremos que nos abras la puerta, asomarnos a tu vida (...) queremos contarte el mundo, contar tu mundo». Y con eso, lo decimos todo.

Tú, tu madre, tu abuelo, tu biznieto, tu calle, tu pueblo, tus recuerdos... Búscate y búscalos porque nos bastan siete minutos de grabación para demostrarte que, hoy como ayer, El Norte de Castilla es la historia viva de esta comunidad autónoma, de esta provincia, de esta capital y también de cada uno de sus pobladores. El vídeo, estrenado en la gala que con motivo de la efeméride se celebró ayer en el Teatro Calderón de Valladolid, está ya a tu disposición en la página web del diario.

Los textos, concisos y elocuentes, llevan la firma del redactor Víctor Vela; las imágenes y el montaje, la del editor multimedia Rodrigo Ucero, que también es la voz de la Redacción, el off que decimos en la jerga periodística . Se trata, ni más ni menos, que de un montaje hecho con mucho cariño, por nosotros y entre nosotros, para agradecer humildemente a los lectores estas 16 décadas de fidelidad.

Pero no hemos estado solos. Para la grabación de los 5.000 planos que han hecho posible el resultado final se han utilizado 57 fotografías en papel, la más antigua data de 1893, año en el que el entonces diputado y más tarde ministro Santiago Alba asumió la gerencia del diario. En las imágenes, los voceadores comparten protagonismo con la antigua sede de la calle Duque de la Victoria, con las instantáneas del Valladolid de principios del XX, o con los directores y redactores que a lo largo de los años han hecho posible que El Norte de Castilla se haya convertido en el decano de la prensa escrita española. Plumillas anónimos y nombres ilustres de la literatura y el periodismo como Miguel Delibes o Francisco Umbral, responsables unos y otros del prestigio del que es merecedor el diario.

También nos han echado una mano los clientes del bar Francis, de la calle Tórtola, que nos dejaron grabar su partida; o las asiduas de la peluquería de Pajarillos, que nos abrió sus puertas para mostrarnos cómo El Norte pasa cada mañana de mano en mano; o los pequeños Elvira (1 año), Jimena (3). Álvaro (11) y Alejandro (13), que no dudaron en jugar para nosotros y con nosotros... Y el taxista, y el ama de casa, y los jóvenes a los que pillamos ojeando El Norte en sus smartphones... Todos ellos, todos vosotros, nos habéis dado una vez más la satisfacción de constatar que formamos parte de vuestras vidas, el placer de grabarlo y el orgullo de contarlo.

Altavoz de los vecinos

Y luego está nuestra hemeroteca, un verdadero filón para que Vela y Ucero pudieran resumir gráficamente la larga trayectoria de El Norte de Castilla: «Un equipo de periodistas, de fotógrafos, de redactores y editores gráficos, de maquetistas, de publicistas, de técnicos y profesionales que trabajan desde hace 160 años para ser la voz de Valladolid, de Palencia, de Segovia y Salamanca. El altavoz de las preocupaciones de los vecinos de Castilla y León. El amigo que te explica lo que ocurre. La brújula que te marca el norte cotidiano de la actualidad».

Ejemplares (ahora en PDF) con informaciones sobre las dos Guerras Mundiales sirven para recordar que El Norte, desgraciadamente, estuvo con sus lectores en lo malo; de que también ha sido testigo de lo bueno da fe la noticia sobre la llegada del Ave a Valladolid y Segovia. Bastan un crucigrama y una cartelera para hablar de entretenimiento, y la instantánea de un incendio, o la página de las esquelas, para confirmar su voluntad de acompañar a sus lectores en el dolor. Basta un anuncio por palabras para pensar en oportunidades de trabajo y la portada de un ascenso del Real Valladolid para alegrar el día a toda una provincia. Basta un Norte bajo el brazo de un caminante para transmitir sentimientos de camaradería, complicidad, compañía, cercanía, actualidad, independencia y responsabilidad.

«A tu lado y al de tu familia», porque El Norte de Castilla siempre ha sido y pretende seguir siendo el periódico que se lee en casa; y «en la revolución de las nuevas tecnologías», porque la apuesta del diario por la versión digital y las redes sociales es tan firme como su compromiso con los pueblos y con las ciudades (desde el deporte, la cultura, la educación...), como su compromiso contigo.

Y es entonces cuando aparece en la pantalla del ordenador el barquito hecho con papel de periódico, de nuestro periódico, para que después de varios time lapses técnica cinematográfica que muestra en solo unos segundos sucesos cuya duración es, por lo general, muy larga con los que Ucero logra transmitir el vértigo del paso del tiempo, llegue la calma. La tranquilidad; la certeza de que El Norte sigue y seguirá siendo «parte de tu vida y de la de los tuyos», porque quienes lo hacemos posible seguimos queriendo «asomarnos a tu vida». GRACIAS

 

Fotos

Vídeos