Ingrid García-Jonsson: «Yo no leo las críticas»

Ingrid García-Jonsson y Óscar Casas, en un fotograma de 'Instinto'.

La actriz da vida a Carol, la terapeuta que trabaja con José, un joven con TEA, al que encarna Óscar Casas en 'Instinto' | «Con este papel he descubierto lo que es desconectar e ir a otro mundo», asegura el hermano de Mario Casas

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

Casi cuesta que a uno le atiendan. La química entre Ingrid García-Jonsson y Óscar Casas no se quedó solo en la pantalla, donde dan vida a Carol, una terapeuta, y a José, el joven con autismo con el que trabaja. Entre entrevista y entrevista para promocionar 'Instinto', la serie que desde el pasado viernes emite Movistar+, la pareja de actores charla distendidamente acerca de cien mil cosas. Eso sí, cuando los focos se encienden y comienza la entrevista, la profesionalidad de ambos se impone.

La primera es para Ingrid. De un tiempo a esta parte, pareces estar en todos los lados. ¿No tienes miedo a cansar a la audiencia?

-¿De verdad aparezco en todas partes?

-¡En todas!

-Es que estoy promocionando cosas y me toca aparecer. Parece que una de las maneras para conseguir que la gente vaya a ver las películas es ser muy pesada y promocionarlas mucho. Yo por mí no promocionaría nada y me quedaría en mi casa porque me encanta pero forma parte de mi trabajo hablar de las cosas que estreno y de los trabajos en los que he estado, así que me han hecho ir a muchos sitios. Tampoco creo que esté en todas partes pero también entiendo que a lo mejor la gente no se fija a lo que voy. De alguna manera es como cuando estás embarazada, que sólo ves embarazadas. En 'Instinto', cuando estábamos rodando la serie, yo no paraba de ver a gente con trastorno del espectro autista por la calle. Creo que conmigo pasa un poco eso. Es mi curro e intento pasármelo bien.

-¿Qué os atrapó del proyecto y qué os atrapó de estos personajes?

-Óscar Casas: Por mi parte hacer un personaje tan extremo, especial y con tanto que contar. Es un trastorno el que tiene que no conocía casi y que muy poca gente conoce, así que se me abría la posibilidad de explicarlo con respeto y lo mejor posible. Era un reto.

-Ingrid García-Jonsson: A mí me interesaba mucho el proyecto y también de lo que habla la serie. Creo que todos los personajes están muy bien y son interesantes. Luego nuestra trama era algo sobre lo que me apetecía investigar y he aprendido mucho. Para mí siempre es importante aprender algo de todos los trabajos y que me conviertan en mejor persona. Creo que la relación que Carol tiene con José han hecho que vea el mundo de otra manera. Y luego Bambú es una familia enorme y es gente con la que alguna vez en la vida hay que trabajar y Movistar también y me parecía un proyecto muy sólido y muy interesante.

-Hablabáis de esa relación entre ambos, quizá una de las mejores tramas de la serie. ¿Cómo la construisteis?

-Ingrid García-Jonsson: Hemos tenido suerte nos ha salido un poco sola.

-Óscar Casas: Sí.

-Ingrid García-Jonsson: Hemos ensayado con Carlos Sedes, que también estaba muy por no hacer una relación ñoña. Lo que pasa que nos llevamos bien.

-Óscar Casas: Tuvimos la suerte de conectar y salió.

-En tu caso Óscar, ¿cómo te documentaste? ¿has descubierto algo que no supieras de ti mismo al hacer este papel?

-Estuve estudiando mucho el trastorno y hablé con familias para entenderlo mejor. Y en cuanto a la otra pregunta, pues he notado lo que es ser actor realmente. He notado lo que es desconectar e ir a otro mundo, lo que es convertirte realmente en esa persona y cómo, aunque no estés rodando, ese personaje te lo llevas a casa y acaba saliendo a menudo.

-La serie muestra lujo, sin embargo vuestras localizaciones son algo más austeras. ¿Da eso algo de rabia?

-Ingrid García-Jonsson: (ríe) No. Al revés. Nosotros tuvimos mucha suerte con las localizaciones porque estábamos en el lago, en el campo, luego en el centro. Y ellos estaban en la localización de Alva (una nave que Bambú tiene en Guadalajara) con un calor en agosto que no te puedes ni creer. En imagen lo suyo queda más guay y más cool y van mejor vestidos, pero vamos, hemos triunfado. ¡Viva el campo!

-Óscar Casas: ¡Yo iba en chandal! ¡Viva el campo!

-Ingrid García-Jonsson: ¡Y míranos ahora que somos los más glamurosos!

-Óscar, ¿qué tal la experiencia de trabajar con tu hermano? ¿Se pone muy en plan hermano mayor, dándote consejos?

-No. A mí me ha encantado verlo trabajar. Trabajamos otra vez juntos cuando yo era muy pequeño pero no me daba cuenta de nada. Ver cómo se concentra, su esfuerzo, y cómo lo vive te empuja a meterte en este mundo. Ver esto y estar al lado suyo sí que me ha dado pistas para intentar parecerme a él. Me ha ayudado mucho y ha estado siempre ahí para apoyarme y darme fuerzas. Yo me he podido rayar pero el suyo es un personaje muy complicado.

-La crítica está resultando tibia con los primeros cuatro capítulos de la serie. ¿Os afectan mucho los comentarios sobre vuestros trabajos? ¿Los leéis?

-Ingrid García-Jonsson: El tema de las series es que hay que verlas enteras para valorarlas. Muchas veces yo misma no lo hago: veo los dos primeros capítulos y si no me interesan las dejo. Creo que se puede opinar de todo pero para tener una opinión realista habría que verse los ocho capítulos y hacer una crítica. Creo que a medida que la serie avanza las historias se van amarrando y todo en la serie tiene sentido. Ahora bien, yo no leo las críticas porque tanto para bien como para mal tengo poca personalidad y son cosas que dejo que me afecten más de lo que deben, así que prefiero eliminarlas de mi vida y centrarme en mi curro que es decir lo que está escrito en los guiones con la mayor veracidad posible. Y lo otro, cómo la gente lo reciba o no, yo no sé si está tanto en manos de los actores como en mano de dirección o producción... Qué más da que la crítica sea buena o mala si eso no me va a hacer trabajar mejor para la siguente, en todo caso me rayará más y trabajaré peor porque estaré pendiente de dar un resultado y de hacer las cosas bien para que le gusten a la gente cuando yo en lo que tengo que estar es con mi compañero y esto que está pasando ahora sea real.

-Mario Casas: Al fin y al cabo mientras se hable de la serie, mientras cause polémica y mientras lo vea la mayor gente posible... Hemos hecho un trabajo para eso y para que disfrute. Que hablen todo lo que quieran mientras la gente lo vea.

Más información