El León de Oro de Venecia es para el 'Joker' de Todd Phillips

Fotograma de 'Joker'. /
Fotograma de 'Joker'.

El Gran Premio del Jurado fue otorgado a 'El oficial y el espía', de Roman Polanski

COLPISA / AFP

La película 'Joker', del estadounidense Todd Phillips, logró el León de Oro de la 76ª Mostra de Venecia, anunció el sábado el presidente de la Bienal de Venecia, Paolo Barrata. El Gran Premio del Jurado fue otorgado a 'El oficial y el espía', del director francopolaco Roman Polanski, un thriller político cuya selección en competición causó polémica.

La película de Phillips aborda la infancia y los inicios del 'Joker', uno de los villanos más conocidos de la la historia de Batman, pero en clave sombría y nihilista, de la mano del actor Joaquin Phoenix, cuya interpretación ha sido elogiada en el festival. «Es el más valiente, orgulloso y arriesgado león que conozco», declaró Phillips sobre Phoenix al recoger, con emoción, el premio en el Palacio del Cine de Venecia.

La primera incursión del cineasta Phillips en el mundo de los superhéroes conquistó al jurado presidido por la argentina Lucrecia Martel por su detallada ilustración de los traumas familiares, las viles mentiras que lo transformarán en un peligro para la sociedad. «Que una industria como la estadounidense se tomara el riesgo de realizar Joker es valiente ante el mundo. Es una reflexión sobre los héroes y los antihéroes», reconoció Martel.

Por su parte el premio a 'El oficial y el espía' lo recogió la actriz francesa Emmanuelle Seigner, esposa de Polanski, de 86 años, que no pudo acudir al certamen porque sigue bajo una amenaza de extradición de Estados Unidos por un caso de abuso sexual a una menor que se remonta a hace décadas.

'Yo acuso', titulada en español 'El oficial y el espía', narra el episodio de antisemitismo que sacudió a Francia a finales del siglo XIX, cuando un oficial del ejército de origen judío, el capitán Alfred Dreyfuss, fue acusado de traición con falsas pruebas, para acabar siendo rehabilitado tras una memorable campaña de defensa pública encabezada por el escritor Émile Zola.

La presidente del jurado explicó luego a la prensa que «afortunadamente no hubo unanimidad» en el jurado y reiteró que la decisión fue el fruto de muchas conversaciones libres y abiertas sobre el cine. «Lo peor que se puede hacer a una persona es separarla de su obra», explicó a propósito de Polanski. «Ciertos temas que aparecieron en los diarios no nos involucraron», subrayó por su parte el cineasta italiano Paolo Virzi, miembro también del jurado.

El premio al mejor actor en el certamen italiano fue otorgado al italiano Luca Marinelli por su magnífica actuación de 'Martin Eden', y el de mejor actriz, a la francesa Ariane Ascaride por 'Gloria Mundi'.

El actor italiano, que interpreta a un marinero que se libera a través de la lectura y la cultura, dedicó su premio a «todos los que salvan a las personas en el mar» al referirse a los cientos de migrantes que pierden la vida al intentar atravesar el Mediterráneo. Recordando que provenía de una familia de inmigrantes italianos que huyeron a Francia «por hambre y miseria», la actriz francesa Ariane Ascaride, nieta de inmigrantes, quiso dedicar su premio por 'Gloria mundi' a «aquellos que viven para la eternidad en las profundidades del Mediterráneo».

Ninguno de los dos realizadores latinoamericanos en competición, el chileno Pablo Larraín y el colombiano Ciro Guerra, fueron mencionados, mientras que el joven director chilenoespañol Théo Court, con 'Blanco en Blanco', sobre el genocidio de los nativos de la Patagonia, obtuvo el premio a la mejor dirección de la sección Horizontes, la más innovadora del certamen.

El jurado decidió otorgar el Premio Especial a la película de Franco Maresco 'La mafia ya no es la de un tiempo', que realiza un balance entre ficción y realidad de la lucha contra la mafia en Sicilia tras 25 años de los asesinatos de los dos jueces símbolos de la antimafia.

En total 21 películas, todas estrenos mundiales, concursaron por el León de Oro y 19 en Horizontes.