Intoxicados un hombre y una mujer en Burgos por mala combustión de caldera

Intoxicados un hombre y una mujer en Burgos por mala combustión de caldera

El incidente se ha producido algo después de las dos de esta madrugada en un domicilio de la calle Juan de Ayolas, en Burgos capital

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Una mujer de 33 años y un hombre de 32 han resultado intoxicados en su domicilio de la capital burgalesa al parecer por la mala combustión de una caldera de gas, según ha informado el servicio de emergencias 112.

El incidente se ha producido algo después de las 02:00 horas de esta madrugada en un domicilio de la calle Juan de Ayolas, en Burgos capital.

El personal de Sacyl, que ha atendido la primera llamada de emergencia, ha indicado que ha saltado el detector de monóxido, por lo que podría tratarse de una intoxicación, dado que en la vivienda hay una caldera de gas.

La sala de operaciones del 112 ha pedido la intervención de la Policía Local, Cuerpo Nacional de Policía, Bomberos de Burgos y Emergencias Sanitarias de Sacyl que ha enviado al lugar una ambulancia de soporte vital básico.

También se ha cursado aviso a las centrales de las empresas suministradoras de gas. Finalmente, el personal sanitario ha atendido a dos personas afectadas, una mujer de 33 años, y un varón de 32, que han sido trasladadas en ambulancia de soporte vital básico al Complejo Asistencial de Burgos.

Los síntomas más habituales que puede presentar un paciente que sufre una intoxicación por gas son mareos, dolor de cabeza, vómitos, calambres e incluso, desvanecimientos súbitos. En caso de que alguna víctima no respire, practique la reanimación cardiorrespiratoria hasta la llegada de los servicios de emergencia.

Ante el más mínimo indicio de esta situación, la Agencia de Protección Civil recomienda cortar el gas y evitar toda chispa y focos de calor. No utilizar ningún electrodoméstico que pueda generar una chispa, no encender las luces, ni un mechero, ni tocar los timbres de las puertas, podría dar lugar a una explosión. Abrir todas las puertas y ventanas que sea posible para facilitar la entrada de oxígeno y la desaparición del gas venenoso.

 

Fotos

Vídeos