Ingresa en prisión tras descubrirse que usaba un trastero como laboratorio de cocaína

Ingresa en prisión tras descubrirse que usaba un trastero como laboratorio de cocaína
Fotolia - AdobeStock

A. G. M. se aprovechaba de su condición de profesional de la limpieza para obtener los productos precursores y químicos con los que manipulaban sustancias estupefaciente

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

A. G. M., un varón burgalés de 45 años, ha ingresado en prisión por un delito contra la salud pública. Concretamente, por utilizar el trastero de un garaje como laboratorio para el tratamiento de cocaína y vender drogas.

La investigación policial estuvo centrada en el detenido, cuyo modus operandi para traficar con sustancias estupefacientes era contactar con los compradores a través del uso del móvil y concertar un lugar de encuentro al que viajaba siempre a bordo de su vehículo particular. Una vez allí mantenía una breve entrevista y entregaba la sustancia ilegal con total discreción.

Antes de tener las supuestas ventas de droga, el sujeto se dirigía habitualmente a un garaje ubicado en una plaza de la ciudad del Arlanzón. Este hecho hizo suponer a los investigadores policiales que el investigado podría tener en ese lugar un punto de ocultación de la droga ya que normalmente llevaba encima la cantidad justa para satisfacer las demandas más inmediatas y volvía a por más sustancias cuando recibía nuevos pedidos. Así evitaba verse comprometido ante un posible control policial, puesto que los agentes sólo encontrarían una pequeña cantidad, que bien pudiera argumentar que era para su autoconsumo.

Los policías localizaron en un trastero del garaje comunitario todo los materiales necesarios para la elaboración, manipulación y venta de sustancias estupefacientes, como droga de gran pureza, sustancia de corte, productos químicos y precursores, prensa hidráulica, balanzas de precisión, cucharas, colador, bolsas de embalaje, fleja de cierre así como unas tijeras o un pico de azada. Lo empleaba a modo de laboratorio y hacía creer que lo usaba de almacén de una empresa de limpieza.

Al detenido le incautaron unos 370 gramos de una sustancia que supuestamente era cocaína y diferentes productos para mezclar y tratar la droga con el objetivo de duplicar y triplicar las dosis. Además, le requisaron dos teléfonos móviles y 280 euros en efectivo.

Por ello, antes de que entrara en la cárcel, fue arrestado y puesto a disposición judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos