Denunciada una tienda de mascotas de Burgos por atención deficiente a los animales

Una de las mascotas en un trasportín, junto a botellas de bebidas. /BC
Una de las mascotas en un trasportín, junto a botellas de bebidas. / BC

Varias especies convivían en hacinamiento en un almacén, sin iluminación y ventilación suficiente, junto a cajas de bebidas

BURGOS CONECTABurgos

La Guardia Civil ha denunciado a un negocio de la capital burgalesa dedicada a la venta de mascotas al detectar varias e importantes infracciones en , al carecer de determinados permisos y autorizaciones.

SEPRONA, junto con inspectores del Servicio de Ganadería de la Junta de Castilla y León, realizaron una inspección a este negocio y en presencia de responsables de la empresa se reconoció el local, formado por dos, uno a pie de calle que hacía las veces de tienda donde se contabilizaron 46 animales y otra en el piso superior, que servía de almacén con otros 47, repartidos en jaulas y peceras. Este habitáculo reservado a almacén, además de presentar unas condiciones inapropiadas para la tenencia de animales, con falta de orden y limpieza generalizada, presentaba una deficiente iluminación y ventilación, con excrementos y orines esparcidos en el suelo.

En esta habitación las mascotas convivían repartidas en jaulas y peceras junto a 16 cajas de botellines de cervezas y refrescos y 27 recipientes de leche, género perteneciente a un bar próximo y que ha sido inmovilizado pendiente de una inspección posterior por parte del Servicio Territorial de Sanidad de Burgos.

Llamó la atención de los agentes la presencia de dos perros destinados a la venta que de reducidas dimensiones, dependiendo el suministro de agua y comida de sus cuidadores, quienes carecían de titulación alguna relacionada con el sector.

Del mismo modo, se localizaron sin etiquetar y en el propio local se anunciaba y ejercía la venta directa y por Internet de perros, acción para la que no estaba autorizado el negocio; además, carecía de varios permisos.

Las condiciones de hacinamiento en que se encontraban gallos, conejos, hurones, perros, aves, roedores y marsupiales (1 petaurus) no favorecían la prevención en cuanto al contagio de posibles enfermedades se refiere, por lo que las irregularidades observadas han sido puestas en conocimiento del Servicio Territorial de Ganadería de la Junta de Castilla y León en Burgos.