Condenados a tres años de prisión dos hombres por vender cocaína en Burgos

Palacio de Justicia, sede de la Audiencia Provincial. /GIT
Palacio de Justicia, sede de la Audiencia Provincial. / GIT

La Audiencia Provincial condena a dos hombres que en 2017 fueron detenidos después de que la Policía Nacional les observara menudeando con cocaína | En el registro del bar que uno de ellos regentaba se localizaron más de 120 gramos de droga

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La Sección Primera de la Audiencia Provincia de Burgos ha condenado a tres años de prisión por tráfico de drogas a dos hombres que fueron sorprendidos vendiendo cocaína al menudeo en las inmediaciones del bar que uno de ellos regentaba en la Plaza Barcelona.

Los hechos se remontan a septiembre de 2017, cuando, a tenor de varias quejas ciudadanas, la Policía Nacional decidió desplegar un dispositivo de vigilancia específica sobre el bar 'La Gilda'. Durante varias jornadas, los agentes actuantes observaron diferentes actividades sospechosas, incluidos varios intercambios entre los acusados y supuestos clientes, en el entorno del parque Félix Rodríguez de la Fuente.

En una de esas vigilancias, los efectivos policiales vieron desde fuera del establecimiento cómo los sospechosos manipulaban el falso techo del segundo piso del local, para, inmediatamente, salir del bar en dirección al parque. Ese movimiento terminó de desbloquear la operación, ya que uno de los agentes siguió al sospechoso y, tras identificarle, le intervino una bolsita con 0,78 gramos de cocaína.

Acto seguido, los agentes decidieron registrar el establecimiento, con la sospecha de que los ahora condenados estuviesen escondiendo en el falso techo más cocaína. Y efectivamente, allí se encontraron otras dos bolsas, con 116,66 gramos y 7,75 gramos, respectivamente. Ambos sujetos fueron detenidos inmediatamente.

El primero, un ciudadano de origen dominicano con antecedentes penales por apropiación indebida, ingresó en prisión provisional ese mismo día, saliendo de la misma, también de manera provisional, en noviembre de 2017. El segundo también entró en prisión ese mismo día, pero no salió hasta febrero de 2018. En todo momento, ambos negaron que la cocaína fuese suya y aseguraron que desconocían quién la había guardado en el falso techo.

Sin embargo, a la vista de todas las pruebas practicadas y el testimonio de los agentes actuantes, la Fiscalía solicitaba para los dos acusados una pena de prisión de siete años, amén de una sanción de 28.000 euros cada uno. Dicha solicitud se basaba, no solo en el menudeo de cocaína en sí, sino también en el uso de un establecimiento público para ello.

Con todo, el Tribunal ha considerado que el bar solo servía como lugar para ocultar la droga, ya que todos los intercambios observados se realizaron fuera del local. Por eso, la sentencia reduce la pena a tres años de prisión para cada uno, acompañado de una multa de 8.000 euros por cabeza.

 

Fotos

Vídeos