800 voluntarios participan en la Gran Recogida de Alimentos en Burgos

M.O.

Cerca de 800 voluntarios participarán los días 27 y 28 de noviembre en la Gran Recogida de Alimentos, una iniciativa de todos los Bancos de Alimentos que, bajo el lema El hambre sigue ahí, se celebra desde hace tres años. Como en otras ocasiones, cuenta con la colaboración de las grandes superficies de distribución, supermercados y tiendas de alimentación, con el fin de recoger alimentos en  esta época cercana a la Navidad-

En Burgos, capital y provincia, participan prácticamente todas las grandes cadenas de distribución, muchos supermercados y también tiendas, sobre todo del ámbito rural. La demanda de alimentos sigue siendo importante, pero, sobre todo, en esta campaña solicitamos aquellos alimentos de los que tenemos mayor carencia como son: leche, aceite, azúcar, conservas de pescado y pañales de niño así como productos de higiene como gel y champú, aunque todos los artículos serán bien recibidos y convenientemente almacenados y distribuidos, según informaron en una nota de prensa desde el Banco burgalés.

Burgos ha demostrado siempre ser una tierra solidaria, poniéndose de manifiesto año tras año en el gran número de personas que colabora donando alimentos para las organizaciones y entidades que atienden a las personas más desfavorecidas de nuestra capital y provincia. El año pasado se alcanzaron los 170.000 kilos en la y este año esperamos llegar a los 200.000 kilos ya que por desgracia, el número de personas en riesgo de pobreza y necesidad no ha disminuido.

El Banco de alimentos de Burgos se dedica a gestionar los excedentes de alimentos, generalmente no perecederos o de larga caducidad y cuyos destinatarios son las entidades y organizaciones debidamente constituidas y acreditadas que son las que atienden directamente a estos colectivos en riesgo de pobreza o comedores sociales, entre las que se encuentran Cáritas, Cruz Roja y un largo etc. En total, algo más de 100 organizaciones y entidades que atienden a un número cercano a las 9.000 personas en riesgo de exclusión social.