Los trabajadores de Johnson Controls donan el redondeo de sus nóminas a Autismo Burgos

La asociación destinará el dinero a la mejora de la autonomía de los niños y niñas con esta patología

MARÍA ORIVE

Los cerca de trescientos empleados de la empresa Johnson Controls Autobaterías, ubicada en el Polígono de Villalonquéjar de la capital burgalesa, han decidido donar a Autismo Burgos los céntimos resultantes del redondeo neto mensual de sus nóminas para financiar un proyecto de la asociación, según informaron en una nota de prensa.

En concreto, esta aportación económica irá destinada a mejorar la autonomía de niños y jóvenes con autismo, mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC); unas excelentes herramientas para progresar en el desarrollo y mejora de la calidad de vida de las personas con trastornos del espectro del autismo (TEA). Esta colaboración de Johnson Controls posibilitará la adquisición de dispositivos tecnológicos adecuados para fomentar y potenciar su autonomía, facilitando la comprensión y comunicación de estas personas con el entorno que les rodea.

Los «céntimos solidarios», iniciativapuesta en marcha por grandes empresas en España, es una vía para hacer la solidaridad más practicable de los ciudadanos desde su propio ámbito de trabajo. Johnson Controls Autobaterías recientemente ha cumplido cuarenta años desde su creación en Burgos y en el conjunto nacional, sus empleados han ofrecido desde 2006 más de veinte mil horas de voluntariado en doscientos proyectos sociales.