La diócesis de Burgos se solidariza con las víctimas de la crisis con un gesto público

M.O.

La diócesis de Burgos ha organizado para la tarde de mañana viernes un gesto público "en solidaridad con los más golpeados por la crisis". Es una marcha silenciosa que, partiendo de la plaza mayor a las 20:00 horas, recorrerá las principales calles del centro histórico para concluir a los pies de la catedral. Durante el trayecto, se leerán diversos mensajes del papa Francisco y se escucharán testimonios de burgaleses que están sufriendo en sus propias vidas las consecuencias de la crisis. Al finalizar la marcha se leerá un pequeño manifiesto, según informaron en una nota de prensa.

La iniciativa se lleva a cabo como una acción más del actual plan diocesano de pastoral del presente trienio, entre cuyos objetivos figura "realizar gestos públicos y pronunciamientos diocesanos en situaciones de injusticia y pobreza, proponiendo alternativas humanizadoras, solidarias y evangélicas". Con tal motivo, el departamento de formación sociopolítica de la diócesis ha coordinado este evento, en el que participará el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, quien encabezará la marcha detrás de una pancarta con las palabras del papa Francisco "esa economía mata".<