UCCL propone que se declare a Ávila «zona catastrófica» debido a la sequía

Campos secos /Pixabay
Campos secos / Pixabay

El sindicato prevé en la provincia unas pérdidas de 74 millones de euros entre agricultura y ganadería, y pide a los partidos autonómicos que convoquen cuanto antes la Mesa de la Sequía

Paula Velasco
PAULA VELASCOÁvila

El sindicato UCCL asegura que «Ávila debe ser considerada como zona catastrófica» debido a las consecuencias que está teniendo la sequía tanto en la agricultura como en la ganadería. Por esta razón hacen «un llamamiento al actual ejecutivo en funciones y posibles partidos con opciones de gobernar, para que convoquen cuanto antes la Mesa de la Sequía, para evaluar las pérdidas y poner en marcha medidas» necesarias.

Según el sindicato calculan que este año «hay unas pérdidas en la provincia de Ávila entre agricultura y ganadería de 74 millones de euros: 27 millones en cuanto a los cereales de invierno en secano y 47 en pastos y forrajes», ha asegurado en rueda de prensa Ángel Luis Gil, miembro del comité ejecutivo.

«Hemos tenido un año catastrófico por falta de la lluvia, muchísimo calor y viento, que van a mermar la producción de la provincia», ha explicado. En cereales hay en estos momentos sembradas cerca de 111 mil hectáreas, de las cuales hay afectadas unas 100 mil, «con un porcentaje de afección del 70% y una producción media que se espera, en el mejor de los casos, de entre los 800 y 900 kilos por hectárea». Algo muy por debajo de los valores del pasado año, con una producción media «de 2800 kilos por hectárea, o la de los últimos diez años, que ronda los 2100 kilos por hectárea».

Gil asegura que se estiman unas pérdidas con respecto a 2018 «de 41.158.000 euros y de más de 26 millones con respecto a la media de los últimos diez años, en cuanto a cereales».

En la ganadería la situación es similar. Antonio Giménez, miembro del comité provincial y ganadero, afirma que este año «no hemos tenido tregua». El pasado mes de noviembre «empezamos con forraje artificial y este año no hemos tenido que dejar de alimentarlas. Estamos asustados, los ríos, arroyos y fuentes están secos, la última lluvia en el campo Azálvaro fue en el mes de noviembre», ha asegurado.

Por esta razón piden también «la ayuda mínimis, que son ayudas directas hasta un máximo de 15 mil euros en tres años», o «bonificar la Seguridad Social Agraria de los agricultores», ha pedido el presidente de UCCL en Ávila, Jesús Muñoz. En la provincia, además, existe el problema de que «ha habido una disminución de seguros, somos la provincia donde menos seguros se hacen, y es porque no hay una relación entre lo que cuesta y su cobertura», ha explicado.

Temas

Sequía