«Yo no soy la tercera vía de nadie. Yo espero abrir el Mar Rojo».

Pablo Casado en Ávila. /Ical
Pablo Casado en Ávila. / Ical

Pablo Casado inicia su particular viaje por España «en casa», visitando León, Palencia y Ávila, y apostando por su «proyecto ganador», desechando integrarse en otra candidatura.

PAULA VELASCO

El exvicesecretario de Comunicación del Partido Popular y diputado por Ávila, Pablo Casado, ha iniciado su particular viaje por la geografía española comenzando por «casa, por donde nació mi padre (León), siguiendo por donde nací yo (Palencia) y por supuesto viniendo a Ávila», a la que ha denominado «el tronco» de su carrera política y donde aprendió «la tradición de Adolfo Suárez, Aznar y Feliciano».

En su visita a la capital abulense, Casado aseguró que «no soy la liebre de nadie ni la tercera vía de nadie. Las terceras vías pueden ser una lancha o abrir el Mar Rojo, y yo espero abrir el Mar Rojo». Pablo Casado se pronunciaba así sobre su posible integración en otras candidaturas. «Si quisiera integrarme en una candidatura no me hubiera presentado», aseguró. «Yo quiero ser presidente del Partido Popular, no hay que seguir arrastrando los pies. Este proyecto es ganador, es el único que puede garantizar que el PP no se rompa», manifestó.

Igualmente el aspirante a la presidencia del partido valoró positivamente que hubiera dos candidatos en Ávila. Definió a José Ramón García Hernández como «una persona con una talla política y humana excelente» y aseguró que «si yo soy presidente de gobierno, creo que es una persona que tiene que seguir estando en política exterior».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos