El secretario general de UGT Castilla y León reconoce el esfuerzo de la Junta en el diálogo social

El secretario general de UGT de Castilla y León, Faustino Temprano (3i), la exministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández (2i), el exsecretario general de UGT, Cándido Méndez (2d), y Demetrio Madrid (4i), junto a los demás ponentes, al inicio de la jornada sobre la memoria histórica con motivo del 130 aniversario de UGT, hoy en Ávila. /Raúl Hernández
El secretario general de UGT de Castilla y León, Faustino Temprano (3i), la exministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández (2i), el exsecretario general de UGT, Cándido Méndez (2d), y Demetrio Madrid (4i), junto a los demás ponentes, al inicio de la jornada sobre la memoria histórica con motivo del 130 aniversario de UGT, hoy en Ávila. / Raúl Hernández

El sindicato ha celebrado una jornada sobre memoria histórica en la que Cándido Méndez ha asegurado que la sociedad tiene «todavía una herida abierta» que hay que cicatrizar

ISABEL MARTÍNÁvila

El secretario general de UGT Castilla y León, Faustino Temprano, ha reconocido el «esfuerzo» de la Junta de Castilla y León para llegar a acuerdos de diálogo social a pesar de no haber «firmado» ninguno. Temprano ha anunciado que «es hora de pasar de las palabras a los hechos», aunque ha adelantado que no le parece «correcto» que se negocie «durante la campaña electoral».

Durante la inauguración de la Jornada de la Memoria Histórica, organizada con motivo del 130 aniversario de la creación de UGT, Temprano ha pedido un «plan de choque» para el empleo dirigido especialmente al colectivo de jóvenes y de parados de larga duración.

El dirigente sindical ha pedido que se «deroguen» las dos últimas reformas laborales, del PSOE y del PP. «Hay cuestiones que se pueden hacer por decreto», ha puntualizado Temprano, quien ha reconocido la dificultad de derogar dicha reforma con el actual arco parlamentario. Ha considerado «imprescindible» un cambio «inmediatamente» en los convenios de empresa que se están aplicando, ha pedido que se controlen de las jornadas laborales y las horas extraordinarias, y ha reivindicado un sueldo mínimo de 1.000 euros.

«Herida abierta»

En la jornada también han participado Demetrio Madrid, expresidente de la Junta de Castilla y León (1983-1986), el profesor de la Universidad de León Javier Rodríguez y el ex secretario general de la UGT Cándido Méndez (1994-2016).

Cándido Méndez ha defendido que «hay que ampliar y perfeccionar» el marco legal de la memoria histórica, además de «dotar de recursos económicos suficientes». Ha asegurado que en la democracia española hay «todavía una herida abierta» que también tienen «muchos jóvenes» que quieren «reparar» la memoria de sus «familiares asesinados por el franquismo». Al respecto, ha reconocido que es una tarea «emprendida» pero que «hay que concluirla» en términos de justicia y para «reparar esa memoria» y «dignidad». «Las heridas que no se cicatrizan siempre se mantienen vivas».

En relación a la exhumación de los restos de Franco, Méndez ha destacado la «carga simbólica» que «es total» del traslado de dichos restos a un ámbito «que debe pertenecer a un ámbito privado de la familia», y que no tenga ninguna «referencia pública» institucional o religiosa. «Ojalá cuanto antes se pueda efectuar el traslado efectivo de los restos» a un «ámbito privado».

También han participado en estas jornadas Antón Saracíbar, ex secretario de Organización de la CEC UGT (1980-1993), y la ex ministra de Asuntos Sociales Matilde Fernández (1988-1993), que se ha centrado en cómo era la situación de la mujer trabajadora hace un siglo y las diferencias existentes con los hombres. Fernández ha defendido el trabajo a medio y a largo plazo en y ha asegurado que «cambiar la mentalidad de la sociedad lleva mucho tiempo» y «esfuerzo» y es «muy fácil retroceder». En este sentido, ha asegurado que «no vamos a permitir» que se den «retrocesos importantes».

Ha considerado «prioritario» el acceso a la educación de las mujeres en la actualidad y que «se les abra las posibilidades» de trabajar en sectores en los que está subrepresentada. Ha defendido la «cualidad» de la mujer, acostumbrada a «ser mediadora», y ha pedido que «estén visibles» en la sociedad tanto el «talante de diálogo» y «objetivos de paz» de la mujer.

Huelgas generales

Los sindicatos UGT y CCOO anunciaron el pasado 8 de enero una campaña de movilizaciones a nivel estatal, que comenzará con una huelga general el 8 de febrero a la que se espera que asistan 10.000 personas.

El 8 de marzo, coincidiendo con el Día de la Mujer Trabajadora como fecha «importante», habrá otra huelga general de 24 horas, que convocarán junto al sindicato Comisiones Obreras (CC OO). Pedirán que sean «dos horas por cada turno de trabajo» por políticas de igualdad, «ya que está muy de moda». El secretario general de UGT de Castilla y León ha adelantado que de no llegar a acuerdos, seguirán las movilizaciones.

Temprano ha explicado que han elegido el 8 de marzo por la importancia que el sindicato da a las políticas de igualdad y teniendo en cuenta que en 2018 en la misma fecha se hicieron «muchas fotos» pero «no se ha conseguido nada».

Aunque ha reconocido que se ha producido una «revalorización», Temprano ha asegurado que hay que solucionar «definitivamente» el «tema de las pensiones», con un «análisis en profundidad» y que «no sea un tema de debate político» y que se sepa «de dónde se va a sacar el dinero» y analizar la sostenibilidad de las pensiones.